¿A tiempo de cumplir el pronóstico?

Las 20 medallas siguen a tiro para España, pese a los cuatro patinazos iniciales en el arranque


redacción / la voz

Cuatro patinazos acumula España con respecto a las quinielas previas al inicio de los Juegos Olímpicos, pero la delegación todavía está a tiempo, con once días de competición por delante, de alcanzar la veintena de medallas a las que aspiraba en Río de Janeiro. En los deportes individuales existen al menos una docena de posibilidades claras de subirse al podio, mientras que en las disciplinas colectivas solo el baloncesto masculino parece alejarse de los pronósticos iniciales. Por contra, el hockey masculino, con el que nadie contaba, se ha erigido en una sólida esperanza.

Patinazo

Cuatro opciones sólidas perdidas en el arranque. En todas las quinielas aparecían como muy probables la tiradora Fátima Gálvez, la tenista Garbiñe Muguruza, el gimnasta Ray Zapata y el ciclista Alejandro Valverde en la prueba en ruta. Del cuarteto, quien más cerca estuvo del podio fue la tiradora que se quedó a un plato del bronce en el desempate. En el cuadro individual Garbiñe quedó apeada por la 31 del mundo y Valverde tuvo un día pésimo sobre la bici. Zapata no pudo ni entrar en la final de suelo.

Apuestas

Con margen para el objetivo de la veintena. La delegación española en Río todavía tiene margen para alcanzar el objetivo de las 20 medallas. Le quedan bazas muy claras en la recámara como Carolina Martín (bádminton), el trío del atletismo: Miguel Ángel López, Ruth Beitia y Orlando Ortega; la armada de la vela con Támara Echegoyen y Berta Betanzos encabezando hasta tres posibilidades claras. Maialen Chourraut en el eslalon; el piragüismo con Saúl Craviotto y el K-4, con los gallegos Germade y Carrera, como bazas más acreditadas; Eva Calvo y Joel González en el taekuondo, o Lidia Valentín en la halterofilia. La natación sincronizada con Gemma Mengual y Ona Carbonell y el tenis también aparecen en la relación de la esperanza, sin olvidarse de Mario Mola en el triatlón y de Sergio García en el regreso del golf al programa olímpico. Mención especial para Mireia Belmonte, que casi sale a opción por día.

Equipos

El baloncesto masculino, a la cola de los deportes colectivos. España es el tercer país en Río por deportes de equipo y dentro de la masiva participación el baloncesto masculino era el mascarón de proa. De todos, era el primer colocado en la lista de favoritos para el podio, pero sus dos derrotas en otros tantos partidos han rebajado las expectativas. Primero, porque peligra el pase, y de lograrlo, el cruce puede ser de máxima dificultad (puede que Estados Unidos si acaban cuartos). Por contra, el baloncesto femenino camina con paso firme, igual que sus compañeras del

balonmano, candidatas a revalidar el bronce de Londres. También hay muchas esperanzas depositadas en el conjunto de artística femenina, mientras que el waterpolo, tanto masculino como femenino, tienen margen para hacerse un hueco en los cruces.

Los tapados

El hockey hierba masculino y los dos equipos de voleibol playa. No estaban en ninguna quiniela, pero han superado la fase de grupos y alguno puede alcanzar un podio inesperado. El equipo de hockey hierba masculino suma tres triunfos en tres partidos y en el ambiente comienza a planear la opción de volver a colgarse medalla ocho años después. El voleibol playa femenino comenzó con dos triunfos su periplo y el masculino domina su grupo después de superar ayer a la pareja norteamericana. Hay margen para la esperanza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

¿A tiempo de cumplir el pronóstico?