El COI impone a Rusia otro filtro para habilitar a sus deportistas

El organismo internacional crea una comisión con tres integrantes que decidirá caso por caso si pueden participar en Río de Janeiro

Afp

El Comité Olímpico Internacional (COI) encargó a tres miembros de su comité ejecutivo la selección final de los deportistas rusos que podrán participar en los Juegos Olímpicos de Río. Es un nuevo filtro que deberán pasar tras la criba que haga cada federación internacional. La lista de los deportistas rusos admitidos para competir tras las revelaciones del informe McLaren sobre la existencia de un sistema de «dopaje de Estado» en Rusia deberá cerrarse «antes del viernes», señaló Mark Adams, portavoz del COI.

La incógnita sobre cuántos deportistas rusos, decenas de los cuales ya han sido excluidos, podrán participar en los Juegos, debería prolongarse por tanto unos días más. La delegación rusa, que inicialmente debía estar formada por 387 deportistas, se redujo a 266, según la última cifra proporcionada por el ministro ruso de Deportes, Vitali Mutko. Según el último recuento, 117 deportistas rusos han sido descartados hasta el momento.

El COI debía tomar una decisión a este respecto en la reunión de su comité ejecutivo, pero la delegó a un grupo compuesto por el turco Ugur Erdener, presidente de la Federación Internacional de Tiro con Arco y médico de profesión, la exesgrimista alemana Claudia Bokel y el español Juan Antonio Samaranch Salisachs, hijo del que fuera presidente del COI de 1980 a 2001. El panel examinará todos los casos uno a uno y «decidirá sobre la participación de cada deportista individualmente», precisó el portavoz al término de la reunión, que debía continuar en la jornada de ayer pero que concluyó el sábado por la noche.

Dos nadadores, Vladimir Morozov y Nikita Lobintsev, apelaron horas antes su exclusión ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), convirtiéndose en los dos primeros deportistas rusos en presentar recursos ante la máxima instancia de la justicia deportiva. Los dos medallistas olímpicos piden al TAS, instalado en Río durante toda la duración de los Juegos, que anule las decisiones tomadas por el comité ejecutivo del COI y la Federación Internacional de Natación (FINA).

Preocupación por los recursos

En este sentido, en el seno del COI y las distintas federaciones internacionales ha crecido la preocupación por los recursos que puedan presentar los distintos deportistas rusos afectados por las medidas especiales para su participación en los Juegos. Temen que en algún caso el TAS pueda fallar a favor de los competidores, lo que daría lugar a indemnizaciones multimillonarias. De todos modos, la resolución del TAS contra los 68 atletas rusos que pidieron que les dejasen competir pese al veto a la federación rusa, les aporta una base jurídica a la que agarrarse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El COI impone a Rusia otro filtro para habilitar a sus deportistas