España pierde en la prórroga su primer duelo contra Lituania

Colpisa

DEPORTES

Kiko Huesca | Efe

Los de Scariolo mostraron una buena imagen a pesar de las bajas. El gallego Abalde volverá a la concentración tras la lesión de Pau Ribas

18 jul 2016 . Actualizado a las 20:15 h.

Tras el trámite que disputaron los de Sergio Scariolo ante Angola, a la selección española le tocaba viajar a una de las catedrales del baloncesto, el Zalgirio Arena de Kaunas, para enfrentarse a Lituania (87-83), que aprovechó las bajas de España y su corta preparación para tomarse la revancha de la derrota en la final del pasado Eurobásket.

El partido no era sencillo para el equipo español, ya que no podía contar para este encuentro con Pau Gasol por cuestiones contractuales con los Spurs de San Antonio. Tampoco pudieron jugar Ricky Rubio, que sigue recuperándose de la lesión del primer amistoso; Marc Gasol -no viajó a Lituania-, Alex Abrines que se encuentra en la misma situación que Pau Gasol tras confirmarse su marcha a la NBA y fue baja de última hora Pau Ribas por una peritendinitis en el Aquiles. Esta última lesión forzó la llamada de nuevo de Alberto Abalde, el gallego que ya estuviera en la concentración de los de Scariolo.

España salió a la pista con las ideas muy claras. Ante las grandes bajas que había en el juego interior español, Willy Hernangómez aprovechó la oportunidad de hacerse un hueco en el equipo anotando ocho puntos en los primeros 10 minutos de encuentro. La circulación de balón española fue perfecta y rápidamente consiguieron una renta de 10 puntos de diferencia (6-16). Sin embargo, poco a poco se fue encendiendo el pabellón lituano y con ellos sus jugadores, que fueron entonándose en defensa y reduciendo las diferencias gracias a tres triples de tres intentos de un Kalnietis desatado.