Entre el favoritismo y la presión


Jugar como local otorga a Francia saltar al campo con el cartel de favorita para el encuentro de esta noche. Sin embargo, esa ventaja de tener al público a favor puede ser un arma de doble filo porque puede volverse en contra. Mas presión. Por su parte, Portugal ha ido de menos a más. La fase de clasificación ha sido francamente mala y no tenía pinta de que fuera a llegar mucho más lejos. Sin embargo, ha ido mejorando en todo: confianza, sensaciones, juego... Además, tiene a Cristiano, junto con Messi, el mejor jugador del mundo y en estas finales es cuando a veces aparecen los grandes jugadores. Esta Portugal me recuerda a la Grecia que ganó la Eurocopa del 2004, que parecía que había ido de vacaciones y al final se llevó el título. Con Portugal, puede pasar lo mismo.

Por José Luis Oltra Entrenador del Córdoba

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Entre el favoritismo y la presión