El mercado de fichajes de la NBA se lanza al gasto desenfrenado

El nuevo contrato del base Mike Conley, el mayor de la historia, ejemplifica la lluvia de millones que se está viviendo este verano


Redacción

Mike Conley tiene 28 años, ha jugado ya 9 en la NBA y no ha sido nunca All-Star. Tampoco ha jugado una final, mucho menos ganado un título. Ha tenido lesiones en las últimas dos temporadas. Eso no le impide a los Memphis Grizzlies, el equipo en el que ha jugado toda su carrera, firmarle un nuevo contrato de 5 años y un total de 153 millones de dólares, desde ya considerado el más lucrativo de la historia de la NBA.

Es sólo uno de los contratos firmados en las últimas horas, en medio de un frenesí de gasto desenfrenado en la Liga después de que se abriese el mercado de agentes libres en la NBA en la madrugada del 1 de julio. La entrada en vigor de un nuevo contrato televisivo que eleva sensiblemente el límite salarial de los equipos ha empujado a unas cifras nunca antes vistas, y que desata las envidias de las otras ligas profesionales estadounidenses. Los jugadores de la NFL ya han mostrado su sorpresa al ver que miembros de la NBA no demasiado destacados se asegurarán 10 millones de dólares en los próximos años sin hacer demasiado ruido.

El de Conley es uno más. Chandler Parsons, el alero de los Dallas Mavericks, ha firmado también por los Grizzlies por 94 millones de euros en 4 años. Dwight Howard, el pívot hasta ahora en los Houston Rockets, firmará en las próximas horas con Atlanta Hawks por 3 años y 70 millones. El pívot revelación de la pasada temporada, Hassan Whiteside, ha renovado con los Miami Heat por cuatro años y un total de 98 millones.

Incluso veteranos cuyo estado físico es cuestionable (Joakim Noah, 72 millones en 4 años con los Knicks) encuentran facilidad para aumentar su cuenta corriente. Buenos jugadores en la Liga pero lejos de ser estrellas como el francés Evan Fournier (85 millones en 5 años con Orlando Magic), Evan Turner (70 millones en 4 años con los Portland Trail Blazers) o Kent Bazemore (70 millones en 4 años por renovar con los Hawks) se han asegurado el dinero de sus vidas.

El dispendio empezó a ser considerado excesivo cuando los Lakers firmaron al ruso Timofey Mozgov por 64 millones durante 4 años, ya que el pívot de los Cavaliers apenas fue usado por el equipo de LeBron camino al anillo. Estrellas emergentes como Bradley Beal y Demar DeRozan firmaron contratos de 5 años para renovar con Wizards y Raptors, respectivamente, por 128 y 139 millones de dólares. En la NBA de esta temporada, los 10 millones de dólares pasan a ser moneda corriente.

Y aún quedan por firmar grandes nombres como Kevin Durant, LeBron James, Dwayne Wade y Pau Gasol. Cualquiera de ellos podría situarse en la barrera de más de 20 millones de dólares por temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El mercado de fichajes de la NBA se lanza al gasto desenfrenado