Amargura en el debut de Lucas

El jugador de Curtis brilló en los últimos 20 minutos del partido frente a Italia


Redacción / La Voz

Lucas Vázquez (Curtis, 1 de julio de 1991) vive una temporada de ensueño. Fichar por el Real Madrid, ganar la Champions League, ser un aliado de lujo para Cristiano Ronaldo, Bale y compañía, recibir la llamada de Vicente del Bosque y debutar en una Eurocopa. El seleccionador nacional de fútbol apostó ayer por su talento, por su capacidad de desborde y su velocidad, desesperado por encontrar la forma de hacerle daño a una defensa italiana que rozó la perfección.

Saltó al campo en el minuto 70 para sustituir a Morata. Su entrada al campo, pese a su inexperiencia, fue un soplo de aire fresco para el ataque español. Demostró que cuando es imposible entrar por el centro, los extremos son la mejor opción.

Desparpajo

Puso la actitud que le faltaba a España y el desparpajo pegado al costado derecho, desequilibrando siempre que recibió el balón y generando las acciones de mayor peligro. A los 75 minutos dejó un pase medido a Iniesta que a punto estuvo de ser el empate. Ayudó en defensa y tras un robo de balón fue víctima de una agresión de Motta. Lo intentó hasta el final, salió a darlo todo y buscó moverse en una plagada área italiana.

Lucas Vázquez dejó ayer patente que hay futuro en el fútbol español y que él es parte de ese futuro. Fue un debut triste, con la amargura de una derrota en una Eurocopa en la que España, la actual campeona, partía como una de las favoritas, aunque los jugadores jóvenes aprenden casi más de las derrotas que con los triunfos. Tan solo queda el regusto ácido de que el seleccionador no le hubiese dado más oportunidades de mostrar todo su talento, el que le llevó a fichar por el mejor o uno de los mejores equipos del mundo.

Luis Suárez, Amancio, Paco Buyo, Miguel Ángel, Tomás Reñones, Diego López, Míchel Salgado son algunos de los futbolistas gallegos que han formado parte de la selección española de fútbol. Desde Míchel Salgado el combinado nacional estaba huérfano de gallegos, aunque ya no será así, ya que Lucas Vázquez ha llegado para quedarse.

Siga Vicente del Bosque en el cargo de seleccionador o que comience una nueva etapa, seguro que Lucas Vázquez volverá a formar parte de nuevas convocatorias del equipo nacional.

Tan solo tiene 24 años, aunque se mueve en el campo como si fuera un veterano. Su desparpajo no es propio de su juventud, aunque ha dejado claro que es un futbolista que no se asusta por nada y que se atreve con todo.

Clasificarse para el Mundial de Rusia es el próximo objetivo y seguro que el talentoso futbolista gallego tiene mucho que decir en el futuro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Amargura en el debut de Lucas