España mece el balón, Italia prefiere acortar los tiempos

El colectivo de Vicente del Bosque es el que más pases ha dado en la primera fase, Alemania el que acredita una mayor posesión


La Voz

En el mundo del baloncesto, deporte paladín de los números, se escucha a menudo que las estadísticas son como los bikinis, porque dicen más de lo que dejan ver. Son muchos los entrenadores que echan mano de esa cita, probablemente tomada del profesor Aaron Levinstein, quien comentó que «lo que muestran las estadísticas es interesante, pero lo que esconden es vital».

Si las estadísticas se combinan en un algoritmo para tratar de alcanzar conclusiones, la cosa se complica, como se ha visto en esta Eurocopa con la polémica desatada a raíz de la elección del mejor once de la primera jornada. De hecho, en la segunda y la tercera ya no se aplicaron las matemáticas a la designación.

En todo caso, vistos los números de la primera fase, y particularmente los de España e Italia en cada uno de los tres partidos, si hubiese que trasladarlos a un dibujo saldrían imágenes muy distintas. El colectivo de Vicente del Bosque quiere el balón, combina más y hace menos kilómetros. Al de Conte no le importa en exceso que el esférico sea para el rival, cuando lo recupera mastica menos el juego y suma más kilómetros, porque normalmente hay que correr más detrás de la pelota que con ella en los pies. 

Control

Posesión sin errores. La estadística de posesión de España en sus tres encuentros es significativa: 67 % ante la República Checa, 57 % frente a Turquía y 60 % contra Croacia. En los tres casos hizo más de seiscientos pases: 694, 674 y 655, con un porcentaje de efectividad superior al 90 %. El día que más corrió fue el primero, con 110 kilómetros. El segundo hizo 105,5 y el tercero, 104,4. 

Propuesta azurra

Menos pases, más kilómetros. A Italia le va mejor dejando la posesión al adversario. El único partido en el que no fue fiel a esa propuesta, ante la República de Irlanda, perdió, si bien el resultado era intrascendente porque ya tenía la primera plaza asegurada. Ante Bélgica ganó 2-0 con un 44 % de posesión, 422 pases intentados y 119,7 kilómetros recorridos; también venció a Suecia, con un 47 %, 445 pases y 113,6 kilómetros; y cedió en la última jornada, con un 54 %, paradójicamente menos pases que nunca (372) y 103,9 kilómetros completados. Italia no se prodiga en las combinaciones y su porcentaje de pases que llegan a destino está por debajo del 90 %. Busca más las conexiones de larga distancia, por lo que baja la precisión. 

Tiros a portería

España remata más. España chuta más del doble de veces que Italia, 50 frente a 24. Fuerza más saques de esquina (28-17) y concede menos (9-16). Pero después de la ronda de grupos, los dos equipos se medirán en octavos de final con un mismo balance de dos victorias y una derrota. 

Números globales

Los reyes del juego combinativo. En la primera fase, España se destaca como la gran abanderada del pase. Sus jugadores son los que más se intercambian el balón. En total, 2023 veces, de las cuales 1.876 fueron envíos correctos. Le siguen Alemania (1.967 y 1.794) y Portugal (1.634 y 1.461). En porcentaje de tiempo de posesión, en cambio, lideran la clasificación los alemanes (65 %) y a continuación se sitúan españoles y portugueses, ambos con un 61 %. Suiza es cuarta, con un 58 %, e Inglaterra quinta, con el 57 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

España mece el balón, Italia prefiere acortar los tiempos