La tensa e inútil espera de Albania

Tres días ha tenido que esperar en Francia la selección albanesa para saber que quedaba eliminada


lens / dpa

Tres días de tensa espera para nada. El formato de 24 equipos que se inventó la Uefa para la Eurocopa de Francia alargó la estancia de Albania en vano, ya que quedó ayer eliminada, justo tres interminables días después de acabar su competición y de esperar en vano en su cuartel general de la Bretaña francesa.

Los jugadores, técnicos y preparadores volvieron a reunirse ayer en una de las salas de su hotel en la pequeña localidad de Perros-Guirec para animar a Hungría en el dramático partido que disputaron contra Portugal. A los albaneses les quedaba la esperanza de que los húngaros derrotasen a Cristiano Ronaldo y compañía, con los que Portugal, con dos puntos, hubiera sido uno de los dos tercer clasificados que hubieran quedado apeados.

El resultado -empate a tres-, sin embargo, dejó a los albaneses fuera del torneo continental. Solo una victoria de los húngaros habría prolongado el suspense aún hasta los partidos de la noche. «Todo esto ha sido un poco loco», había asegurado antes incluso de la eliminación el defensa Mergim Mavraj.

Los albaneses habían perdido ya casi toda esperanza el martes por la noche, después del 2-0 de Turquía contra la República Checa, de ser uno de los cuatro mejores terceros que avanzan a octavos de final. «Se dijeron muchas palabras malsonantes cuando terminó el partido. Estábamos bastante fastidados», dijo Mavraj, que insistió en que «o tiene sentido un torneo en el que se hacen estos arreglos».

Una victoria

Ayer, Hungría llegó a adelantarse en tres ocasiones a Portugal, pero al final los lusos, con doblete de Cristiano Ronaldo, empataron el partido y terminaron con el sueño albanés en su estreno en una gran cita internacional. A Albania al menos le queda el consuelo de haber sumado un victoria frente a Rumanía, que en su país se celebró por todo lo alto. El Gobierno albanés premió a sus jugadores con pasaportes diplomáticos y un millón de euros de prima extra que sacó del fondo de reserva.

Albania jugó su último partido del Grupo A el domingo, precisamente cuando ganó 1-0 a Rumanía, y quedó como tercera de zona con posibilidades de avanzar a octavos. Sin embargo, no tuvo certeza hasta ayer de que no se clasificaría. «Los otros sabían exactamente lo que tenían que hacer para superarnos. Eso distorsiona un tanto la competición», denunció el defensa albanés, muy crítico con el formato de 24 equipos que estrenó la Uefa en la edición de la Eurocopa de Francia.

El ente rector del fútbol europeo elevó en ocho equipos el número de participantes y estableció una eliminatoria más, la de octavos de final. De esta forma, dividió a los contendientes en seis grupos, en los que avanzan los dos primeros y los cuatro mejores terceros. En el formato de 16 equipos, únicamente se clasificaban para cuartos de final los dos primeros de cada zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La tensa e inútil espera de Albania