Tomates hacia el podio y escritura en el aire de Jorge Lorenzo

Nuevo recado del balear a Rossi sobre los rebufos y el juego sucio


Redacción / LA Voz

Jorge Lorenzo insistía en hablar en la pista. La tensión entre él y su compañero de Yamaha subió a tal extremo que su estancia en Mugello necesitó de guardaespaldas. Él y Marc Márquez. Los italianos no perdonan las afrentas a su ídolo. Pero Jorge no se mordió la lengua. Vio sospecha de acuerdo en los rebufos entre Rossi y Viñales y denunció que aquello no era legal, que el gesto es como copiar en un examen. Y siguió aguantando el chaparrón de la prensa italiana y la afición de Mugello. Hasta el último minuto. Porque ayer incluso le lanzaron tomates en el podio.

Pero el gesto del día de Jorge Lorenzo no fue en el podio sino justo antes de descabalgarse de su Yamaha, cuando sabía que todas las cámaras le apuntaban a él. Con los movimientos abruptos de un robot, se levantó sobre la moto, convirtió su brazo izquierdo en una libreta mientras con la mano derecha hacía el gesto de escribir. Interrumpía la escritura para observar una segunda libreta cuyo contenido plasmaba de nuevo en la primera: era la escenificación de cómo se copia en un examen. El primer mensaje de celebración tenía como destinatario Valentino Rossi.

Catar 2016

A nadie se le escapa a estas alturas el carácter visceral de Jorge Lorenzo, un genio sobre la moto pero incapaz de apagar un fuego fuera de ella. Gestos de este tipo no son los primeros. Este mismo año durante la primera carrera de la temporada en el circuito de Catar se subió a la moto tras la victoria, de nuevo en el parque cerrado, y hizo el gesto de mandar callar a los que le silbaban como antagonista de Valentino Rossi. De nuevo su compañero de equipo como destinatario.

Así las cosas, con todo el ambiente a favor y la pole del sábado, el gran derrotado de Mugello es Valentino Rossi, quien abandonó por la rotura de su motor. «Este tipo de cosas no suelen pasarle a Yamaha, la última vez que no se ha terminado una carrera por un problema de este tipo fue en el 2007 en Misano», explicó Rossi, quien lamentó: «He tenido muy mala suerte, lo que me ha pasado es lo mismo que a Lorenzo, con la diferencia de que a él le ha pasado en entrenamientos y a mí en la carrera».

Rossi lamentó que una nueva retirada le aleja de sus rivales. «Porque 37 puntos de distancia son muchos; en Austin cometí un error, pero también fallaron una vez en este inicio de temporada Lorenzo y Márquez. Pero hoy, sin embargo, ha sido algo distinto». «Hace mucho que no gano en Mugello y hoy tenía un buen ritmo y podía haber luchado, la atmósfera era preciosa».

motociclismo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Tomates hacia el podio y escritura en el aire de Jorge Lorenzo