Del Bosque agita su cedazo

Elseleccionador aún debe perfilar un tercio del equipo que presentará en la Eurocopa de Francia


redacción / la voz

Menos de dos meses y dudas razonables en casi todas las líneas. El seleccionador español Vicente del Bosque tiene por delante un tiempo de debate interno para perfilar la definitiva lista de convocados para la Eurocopa que arrancará en París el 10 de junio. Es probable que haga pública su decisión a mediados de mayo, poco después del final de la Liga.

Desde la portería hasta la punta del ataque, al parecer solo dieciséis jugadores tienen la plena confianza del entrenador, y siete tendrán que ganársela en las próximas semanas.

¿Habrá renovación o una transición conservadora?

El fiasco del Mundial de Brasil llevó a la opinión pública a un consenso: era necesaria una renovación en la mejor generación de futbolistas españoles. Sin embargo, Vicente del Bosque apostó por una continuidad esquivando una situación traumática. Además, los sustitutos naturales de los campeones del mundo no han sido capaces de mantener el nivel de competitividad, reduciendo el margen de maniobra del seleccionador.

¿Será Casillas titular o tendrá que aceptar su suplencia?

Tema de controversia nacional desde hace años, quizás haya llegado el momento en el que Del Bosque tenga que decidir. De Gea está llamado a ser el titular, y el rendimiento de Casillas en el Oporto podría acortar su espera. Otra de las claves a la hora de tomar esta decisión es la receptividad que el ex portero del Real Madrid tenga a asumir su papel como suplente. Rico completa la terna, pero Adán está al acecho.

¿Quién acompañará a los titulares?

Del Bosque tiene claro que Ramos, Piqué, Juanfran y Jordi Alba estarán en Francia. Las dudas se ciernen en sus acompañantes: Carvajal y Azpilicueta están en la segunda línea de la parrilla. Los demás: Vidal, Nacho, Bartra, Albiol e Íñigo Martínez.

¿El centro del campo mira hacia atrás?

Si Del Bosque planea una renovación en la selección española, no parece que esta vaya a comenzar por el centro del campo. Bien es cierto que es aquí donde la diferencia de nivel entre los jugadores que lo han ganado todo y los que vendrán es más acusada.

En principio, con la única excepción de Xavi tras su adiós, la columna vertebral formada por Busquets, Iniesta, Silva, Cesc, Koke y Thiago permanece intacta. Las lesiones complican la presencia de Cazorla. A partir de ahí, la batería de nombres es más que abundante. Isco, Mata, Jesús Navas, Vitolo, Bruno, Nolito y Camacho, entre otros, han sonado como candidatos a participar en la Eurocopa de Francia.

Llegados a este punto, Del Bosque se enfrenta a un dilema. Existen ciertos jugadores en los que confía de un modo firme, pero que no están viviendo un buen momento en sus clubes. Es el caso de Isco o Pedro. Ambos fueron señalados por el seleccionador como el futuro de la selección, pero al parecer no lo son ni en sus equipos.

¿La delantera es la línea más inconsistente?

Es probable. Nunca fue una posición definida por los patrones tradicionales en la selección española dirigida por Vicente del Bosque pero si en los primeros momentos era David Villa con sus goles el que zanjaba el debate, ahora no sucede lo mismo. El entrenador del equipo nacional tendrá que sopesar si acude a la Eurocopa de Francia con el delantero del momento (léase Lucas Pérez, Aduriz o Morata, por ejemplo), o bien eche mano de hombres como Alcacer, que le han ofrecido un buen rendimiento hasta el momento. La tercera vía tiene nombre propio: Diego Costa. El hispanobrasileño entra y sale de los planes del seleccionador. En ocasiones, su acierto en el Chelsea le catapulta a la teórica titularidad (también condicionada por sus épocas más grises en Inglaterra), pero la inestabilidad de su carácter genera muchas dudas en el preparador español, que no acaba de percibir que Diego Costa encaje sin estridencias en el contexto de la selección española.

¿Afectará el futuro del propio seleccionador?

Del Bosque podría utilizar la Eurocopa de Francia para dejar semiasfaltado el camino al próximo seleccionador español, en términos de renovación generacional, sobre todo teniendo en cuenta que ya ha dado a entender que no continuará al frente del equipo. Sin embargo, tampoco sería extraño que deje en manos del próximo técnico la elaboración de las líneas maestras de ese cambio, sin condicionantes previos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Del Bosque agita su cedazo