Sainz llegará muy motivado a Melbourne tras el segundo puesto en el último test


Además de la fortaleza de Ferrari, la esperanza de Williams o Force India, sin citar ya a unos monoplazas Mercedes que comenzarán con su dictadura si no hay sorpresas, la gran novedad de los test de invierno la marcó Carlos Sainz, dejando el crono de la última jornada a solo dos décimas del mejor tiempo marcado por Sebastian Vettel y, lo más estimulante para el español, con más de un segundo sobre el primer Red Bull clasificado, Daniel Ricciardo (sexto).

«No puedo esperar a llegar a Melbourne, creo que después de estos días hemos ganado mucha confianza y todo está bien», comentó el madrileño. «Probando los compuestos más blandos todo funcionó como se esperaba pese a que las condiciones eran difíciles y aún así fuimos capaces de completar nuestro programa de hacer largas tandas. Salió como estaba previsto».

De esta forma, Sainz tiene claro que fue «una buena forma» de poner el broche a cuatro días de pruebas en Montmeló. «Han sido cuatro días fantásticos después de un duro invierno. Estar aquí y completar tantas vueltas cada día es simplemente increíble. La próxima vez que me meta en el coche será en Australia y ¡no puede esperar!», finalizó.

El de Montmeló también pasará a la historia como el test del estreno del famoso «halo», un complemento de seguridad sobre el cockpit del piloto. Sebastian Vettel lo ha defendido públicamente mientras que el vigente campeón del mundo, Lewis Hamilton, no lo recomienda.

automovilismo | fórmula 1

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sainz llegará muy motivado a Melbourne tras el segundo puesto en el último test