Florentino reedita el desastre

La situación del Madrid se asemeja a la que provocó su renuncia hace 10 años


Redacción / Colpisa

El sábado, coincidiendo con el derbi que el Atlético le ganó al Real Madrid en el Bernabéu y con los gritos que pedían su dimisión, se cumplieron diez años desde la renuncia de Florentino Pérez al frente del club blanco. El 27 de febrero de 2006, tras la derrota en Mallorca, presentó su dimisión para dejar en el cargo de forma interina al constructor Fernando Martín. «Creo que algún jugador está confundido y es por muy culpa; he malcriado a la plantilla», explicó en aquella ocasión Florentino Pérez, devorado por el monstruo que él mismo creó. No dudó cuando se le preguntó si dejaba abierta la puerta para un eventual regreso. «Nunca vuelvo de donde me voy», enfatizó. Mintió.

Otra vez un polvorín

Volvió en el 2009 y el destino le ha deparado una situación similar, con el club convertido en un polvorín tras estar punto de firmar dos años en blanco. Un fracaso estrepitoso para el presupuesto más alto del fútbol mundial. Hace diez años, cuando abandonó la nave, el Madrid, tras 25 jornadas, sumaba 48 puntos, a 10 del Barcelona. También hubo dos entrenadores, primero Vanderlei Luxemburgo, destituido tras 14 jornadas y reemplazado por López Caro. El brasileño no conectó bien con el vestuario ni consiguió resultados, igual que Rafa Benítez, y el efecto de su sucesor se apagó pronto porque el traje le quedaba más grande aún que a Zidane. Antes de despedir a López Caro, Florentino, que no ha aprendido nada de su primera época, optó por la renuncia.

El vestuario también era un polvorín. En aquella plantilla, ya sin Figo, estaban los Roberto Carlos, Beckham, Robinho, Ronaldo, Baptista, Cassano y Zidane. El sábado explotó Cristiano Ronaldo. Compareció tras el derbi y disparó a todos menos a sí mismo. «Si todos estuvieran como yo, a lo mejor iríamos los primeros», espetó el portugués, cargando de munición a sus detractores. En el entrenamiento de ayer, las explicaciones del portugués apenas duraron un minuto. Les dijo a sus compañeros que no quiso menospreciar a nadie, que se refería solo a una cuestión física y que sus palabras se malinterpretaron.

La atmósfera en el Bernabéu también es similar. Entonces, la afición se giró hacia el palco buscando la figura de Florentino. Ahora, se revive aquella crispación. El presidente ya ha oído gritos de «¡Florentino dimisión!» después del 0-4 ante el Barça, en el descanso ante el Rayo Vallecano, y tras la batalla perdida frente al ejército del Cholo Simeone.

Siete títulos de 38

En cuanto a títulos, los números son casi calcados. En su primera etapa el Madrid ganó 3 títulos -2 Ligas y 1 Champions- de 18 posibles, tras gastarse más de 400 millones en fichajes. Se fue después de 3 años en blanco. Y desde su vuelta, el conjunto blanco ha conquistado 4 de 18: 1 Liga, 1 Champions y 2 Copas, tras cerca de 1.000 millones en fichajes.

Florentino ha contratado a nada menos que 11 técnicos en sus dos etapas y en los últimos meses ha protagonizado ridículos como la renovación de Sergio Ramos tras utilizar al Barça para aumentar sus emolumentos, la salida de Iker Casillas, el no fichaje de De Gea, la sanción de la FIFA por la contratación de menores, el despido de Rafa Benítez y la pérdida de la Liga en el mes de febrero.

La plantilla, el último blanco

En ambas etapas la secuencia de los acontecimientos fue similar. Malos resultados, silbidos, despidos de entrenadores, filtraciones sobre el mal comportamiento de los jugadores y anuncios de revolución a final de curso. Tras culpar a Benítez y nombrar a Zidane, los tiros de la cúpula del club apuntan ahora a la plantilla. Según algunas fuentes, Florentino le ha dado carta blanca al entrenador para prescindir de los pesos pesados que quiera. El técnico francés termina contrato en el 2018, cuando también tendría que haber elecciones a la presidencia. Pero todo pende del hilo de la Champions. Pero según diversos medios, Florentino medita adelantar elecciones al verano y no presentarse. Los estatutos, reformados por el propio Florentino Pérez, dificultan la presentación de candidatos. Se exige avalar de forma personal cerca de 90 millones, el 15 % del presupuesto del club, y 20 años de antigüedad como abonado del Madrid.

Benzema estará al menos tres semanas de baja

Karim Benzema deberá estar al menos tres semanas de baja como consecuencia de una lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha. El francés se perderá por tanto el partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones contra la Roma, el 8 de marzo en el Bernabéu (0-2 en la ida) y, como mínimo, cuatro jornadas de Liga, dos de ellas esta semana, el miércoles contra el Levante en Valencia y el sábado frente al Celta en el Bernabéu. Los siguiente encuentros de la competición liguera que no podrá jugar Benzema serán ante Las Palmas, a domicilio, y contra el Sevilla, en el Bernabéu. El objetivo es que esté recuperado para disputar el clásico del 2 de abril en el Camp Nou.

Aunque tras las pruebas realizadas ayer el Madrid se limitó a informar de que al francés «se le ha diagnosticado una lesión muscular en el bíceps femoral derecho» y está «pendiente de evolución», Benzema tendrá que estar alejado de los terrenos de juego casi un mes, y su ausencia se suma a las de Bale y Marcelo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Florentino reedita el desastre