La fábrica de animales del Poche

El Tottenham ha cambiado y es serio aspirante a la Premier


redacción / la voz

«Fue imposible. Son como animales intentando morder». El Watford de Sánchez Flores estuvo a punto de salir vivo de White Hart Lane. Se exhibió su portero, Heurelio Gomes, que solo cedió, pasada la hora de partido ante una genialidad de Dele Alli. Antes y después, el Tottenham chutó 25 veces y acumuló 15 saques de esquina y un 65% de posesión. Todo frente a un gruipo que presumía de ser una de las revelaciones de la temporada, y que marcha noveno en la tabla, por delante de Everton y Chelsea. Mucho más arriba se ubica el conjunto de Pochettino, que ayer venció en casa del Manchester City para colocarse segundo a un par de puntos del sorprendente Leicester. Vivos en la Liga Europa y la FA Cup, los londinenses amenazan con ganar por fin un título (su último trofeo importante data del 91) y dejar atrás la fama de equipo de postal, con más artificios que resultados.

«Son el mejor rival al que me he enfrentado -sentenciaba hace un par de semanas Sánchez Flores-, tienen un plan reconocible». El de Mauricio, excentral formado a las órdenes de Bielsa en Newells y curtido durante diez temporadas en el Espanyol. En Barcelona se estrenó también como técnico, rozando las competiciones europeas con los pericos. A Inglaterra llegó para enderezar al Southampton, con tanto éxito que al año y medio se había mudado a White Hart Lane.

Cinco años de contrato

Hasta la capital inglesa lo llevó en el 2014 un contrato por cinco campañas. En la primera, ya apuntó lo que vendría después: quinta plaza y varios canteranos consolidados entre los grandes. El puesto en la tabla no sació sin embargo al argentino, preocupado por la endeblez de los Spurs.

Unos meses más tarde, el problema está resuelto. Con solo 20 goles en contra en 26 jornadas, no hay equipo en la Premier que encaje menos que el Tottenham. Tampoco quien corra más. Si algo destaca entre los discípulos de Pochettino es la intensidad. Como destacó Sánchez Flores, «no dan un balón por perdido. No se dan ni un respiro». Así recorrió el plantel del Southampton más distancia que nadie en la Premier, por el camino que ahora llevan los animales del Poche.

Pero no todo es trotar. En los de Londres se alistan jugadores de buen pie, como Eriksen, Dele Alli o el intermitente Erik Lamela, y un goleador de la talla de Harry Kane. Ayer no brillaron frente al City, pero cazaron una victoria en el tramo final. «La entrega, la mentalidad, y el trabajo fueron claves -resumió el míster-, ahora nuestros fans tienen derecho a soñar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La fábrica de animales del Poche