Villar pide a la FIFA que expulse al fútbol español para que el CSD le deje en paz

Envió esta semana una carta en la que acusa al Gobierno de injerencias políticas en su autonomía

.

Redacción/ La Voz

A Ángel María Villar poco le importa el fútbol español. Por lo menos, no tanto como su cargo de presidente. Solo así se explica que, lo que era una amenaza, se haya llevado finalmente a la práctica. El presidente de la Federación Española de Fútbol envió esta semana una carta a la FIFA en la que acusaba al Gobierno de España de injerencias en la autonomía del organismo rector del balompié español. El escrito podría resumirse en que Villar acusa al ejecutivo de urdir una trama con el objetivo de inhabilitarlo. Y que el CSD no tiene capacidad legal para fiscalizar los movimientos de dinero de la federación porque la RFEF solo se somete a la normativa de la FIFA. Es decir, que las leyes españolas no van con el fútbol, que tiene sus propias normas.

Lo peor de la carta de Villar es lo que no explicita. Apela a los artículos 13 y 17, los de las injerencias gubernamentales. Una falta que para la FIFA conlleva la suspensión de la federación del país de turno. Los estatutos del organismo internacional, en los citados artículos, establecen que los miembros de FIFA deben administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros en sus asuntos internos.

Todo esto viene a cuento por la fiscalización que desde el Consejo Superior de Deportes se está haciendo de la gestión de Villar. Esta fiscalización se ha plasmado en los últimos días en la petición al Tribunal Administrativo del Deporte de que se incoe un expediente por las ayudas irregulares al Recreativo de Huelva. Si el TAD coincide con el criterio del CSD, el dirigente vasco podría ser inhabilitado, siendo una posible consecuencia que no pueda presentarse a las elecciones federativas.

Por ello, la estrategia de Villar es un «o yo, o nadie». Porque la suspensión de la federación por parte de la FIFA tendría graves consecuencias, entre ellas la expulsión de la selección española de la Eurocopa y de Madrid, Atlético y Barça de la Champions. ¿Pero tiene posibilidades Villar de salirse con la suya? Los expertos conocedores del funcionamiento de la FIFA creen que la carta no tendrá ningún efecto práctico. Que la situación de inestabilidad actual del organismo internacional hará que no se meta en semejante charco. En cuanto al Gobierno Español, a diferencia de los tiempos de Lissavetzky, ya ha demostrado que no se somete a las amenazas FIFA, tal y como sucedió en mayo del pasado año. Entonces, la FIFA advirtió al Gobierno de que podría estar atacando la autonomía de la federación y que ello podría acarrear la suspensión del fútbol español. Y el CSD envió una carta a la FIFA en la que respondía que no aceptaría ningún chantaje y que no dejaría de aplicar las leyes españolas y de fiscalizar a la federación para que cumpliera con las mismas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Villar pide a la FIFA que expulse al fútbol español para que el CSD le deje en paz