«Quiero que el fútbol pierda el miedo y que se sepa adónde va el dinero»

Con las territoriales como piedra angular de su proyecto, Jorge Pérez, candidato a la presidencia de la Federación Española de Fútbol, tiene serias opciones de suceder a Villar

.

Redacción/ La voz

Si finalmente se celebran elecciones, es la alternativa a Villar. El hombre que heredará una federación apolillada que necesita urgentemente ser reconstruida. Jorge Pérez (Tetuán, 1956) es la antítesis de Villar. Cordial, dialogante y negociador se apresta a cambiar el rumbo federativo, algo que no tendrá fácil porque deberá superar unos comicios en los que el sistema clientelar instalado por Villar y Padrón durante tres decenios es una montaña muy alta de escalar.

-¿Qué le parece la decisión del CSD de pedir al TAD que abra expediente a Villar y Padrón?

-No debo opinar. Hay que dejar que siga el proceso y esperar a ver qué resuelve el TAD.

-¿Cree de verdad que está en condiciones de ganarle unas elecciones a Villar?

-Sí. Tengo apoyos. También sé que no es fácil luchar contra un sistema de 28 años. Pero estoy ilusionado. El paso que he dado no es fruto de un pronto. Lo he meditado mucho y creo de verdad que la federación necesita un cambio de rumbo ya. El modelo está agotado. Se están haciendo las cosas muy mal y es necesario un cambio total. Hay que abrirse al diálogo con las instituciones y buscar consensos. Ahora mismo, en la federación se hace todo lo contrario. Y eso perjudica al fútbol. Se ha roto con la Liga, con el CSD, vamos sin rumbo, desnortados y sin futuro.

-¿Cómo piensa ganar las elecciones?

-Estoy ilusionado... Mientras elaboraba el programa, me iba alimentando de esa ilusión. Conozco la casa por dentro, sé de sus fortalezas y de sus debilidades. Lo que haré será transmitir toda la ilusión al electorado. Lo trataré de convencer porque tengo argumentos.

-Pero lo cierto es que las territoriales son fundamentales para ser presidente y que ahora mismo son un feudo de Villar.

-Lo que yo pienso sobre cómo están las cosas, también lo piensan los demás, incluidos los presidentes de las territoriales. Aunque es cierto que muchos llevan bastantes años en la federación con Villar y que eso supone una gran dificultad. Pero que nadie dude de que yo creo que las territoriales son la columna vertebral del fútbol. Sin ellas, la federación carecería de sentido. Tienen muchas necesidades y necesitan generar más ingresos. Contaré con ellas en mi proyecto más que nunca.

-¿Y que novedades presentará?

-Me reuniré con los presidentes una vez al mes por lo menos. Y no dos veces en cuatro años como ha sucedido aquí. Las territoriales son las que manejan el fútbol de verdad. Las primeras que necesitan el cambio son ellas porque es en ellas donde se desarrolla el fútbol.

-¿Qué le sucedió a Villar?

-Pues no lo sé. Lleva muchos años y claro que hizo cosas bien. Pero en los últimos dos.... se ha enrocado. No habla con nadie, ni con el CSD, ni con la Liga, ni con los medios. El problema que estamos teniendo es de un exceso de personalismo. Yo huyo de eso. Creo en el trabajo colectivo y en que hay que entenderse con todo el mundo

-¿Piensa que Villar ha cometido irregularidades económicas?

-No lo sé. El asunto está en el CSD. Lo que es evidente es que no hubo transparencia. Y la transparencia será fundamental en mi proyecto. Todo será claro y diáfano. Que todos sepan adónde van a parar las subvenciones y con qué criterios objetivos. Quiero que en el fútbol se pierda el miedo y que se sepa adónde va el dinero y cómo se utiliza.

-¿Y no teme que intenten culparle a usted de las posibles irregularidades, al estar dentro de la federación?

-Sí, ya he oído algo de que me querían meter en medio del caso Recre. A mi y al administrador, lo cual no es de recibo. ¡Echar la culpa a los subordinados....! Es público y notorio que desde octubre del 2014 fui apartado de las que eran mis funciones.

-¿Qué le espera al fútbol sin la figura de Villar?

-La deriva actual en la que estamos no es buena. La federación está inmersa en un proceso de desmoronamiento. Pero si gana Villar tendré que respetarlo porque será lo que han decidido los que votan.

-¿Impondrá la limitación de mandatos?

-No tengo esa intención. Pero sí digo que yo no estaría en ningún caso más de ocho años. Es un tema que habrá que abordar en su momento, porque hemos visto como en la propia FIFA se impondrán mandatos de doce años. Pero yo, a nivel personal, no critico la duración. Ni juzgo a nadie por los años que lleva, sino por cómo lo hace.

-¿Tendrá una junta directiva mastodóntica como la de Villar?

-No. Mi idea es reducirla mucho. Estarán todas las territoriales y todos los estamentos, pero serán sobre unas treinta personas, no las más de sesenta de ahora. Y tampoco será necesario que haya una reunión mensual de la junta. Es más importante que nos reunamos mensualmente con las territoriales.

-¿Y la transparencia?

-Desde mi llegada sería total. Se harían auditorías, no solo financieras, sino también de gestión. Habrá una mesa de compras y de contrataciones. Se aplicarán todos los procedimientos contables y se dará publicidad a nuestras operaciones e inversiones importantes.

«Habrá medidas especiales para Segunda B, árbitros, entrenadores...»

Jorge Pérez está haciendo los deberes. Sabe dónde le duele al fútbol español y prepara planes de choque: «Habrá medidas especiales para Segunda B, Tercera División, los árbitros, los entrenadores...»

-¿Cuál será su estrategia?

-En primer lugar un cambio de estilo. Tengo propuestas para todos: competiciones, futbolistas, árbitros, entrenadores...

-¿Sobre los árbitros?

-Quiero que puedan expresarse en libertad y que no tengan prohibido hacer declaraciones. Me preocupa también la situación en la que quedan los colegiados cuando con 45 años se retiran. Creo que habría que meterlos en el régimen de la Seguridad Social y que hay que estudiar una indemnización cuando acaban su actividad arbitral.

-¿Y los entrenadores?

-Tampoco me gusta que a los entrenadores se les detraiga un tres por ciento de su salario para el Comité de Entrenadores. Apoyaría al comité para que tuviera recursos, pero no a costa de que los entrenadores perdieran el tres por ciento de sus contratos.

-La categoría más alta dependiente de la federación es Segunda B.

-Y me preocupa muchísimo la situación que está atravesando la Segunda División B. Y también la de Tercera División, que es más que preocupante. Creo que si salgo presidente se triplicarán los ingresos para estas categorías. Quiero que los jugadores de Segunda B tengan garantizados la totalidad de sus salarios, y no solo al final de la temporada, sino durante la misma. Por otro lado, ahora es inviable el futuro de la Tercera División. Hay que conseguir un canon formativo para estas entidades y un régimen especial que habrá que hablarlo con las diferentes comunidades autónomas. También habrá que trabajarse la presencia de la televisión en estas competiciones y especialmente en el fútbol sala y en el fútbol femenino, al que apoyaremos firmemente en la federación.

«Espero el apoyo de Galicia porque todos saben que no se debe seguir así»

.

Jorge Pérez hablará con todos los presidentes de las federaciones territoriales. Por supuesto, Galicia ocupa un lugar importante en su agenda, dado que es una de las comunidades con mayor número de licencias. Para él, el principal problema en Galicia es el mismo que el del resto: la falta de recursos de los clubes modestos.

-¿Qué sabe de los problemas del fútbol en Galicia?

-Que los tiene y que en el fondo son los mismos que los de las demás territoriales. La falta de recursos. Los clubes modestos son pobres. No hay dinero y lo que hay que hacer es dotarles de recursos, conseguir financiación y que tengan menos gastos. Hay que trabajar muy duro ahí, con patrocinios transversales, con un régimen especial para los clubes de Tercera División que hay que negociar con las administraciones. Con un canon formativo que permita a los clubes formadores recuperar el esfuerzo que hacen con los jóvenes futbolistas. Todo esto hay que tratarlo con las territoriales, que aquí tienen muchísimo que decir.

-¿Le apoyará Galicia?

-Espero el apoyo de Galicia porque todos saben que no se debe seguir así. Hablaré con su presidente. Creo que las territoriales votarán con responsabilidad, porque saben que otros cuatro años igual... Si la federación sigue en esta línea podría incluso desaparecer... no sé, quizá no tanto, pero desde luego quedaría muy dañada, sin futuro y anclada en el pasado.

-Cambiemos de tercio y hablemos de la Copa del Rey. Todos los años la misma canción de la sede de la final.

-Hay que evitar estos espectáculos de cada año. ¿Cómo? Pues hablando sobre ello y, por ejemplo, firmando contratos de varios años con el Bernabéu, o con la Peineta, o con los dos. El caso es que se sepa siempre al comenzar la temporada o antes dónde será la final. Esto habría que abordarlo en el congreso del fútbol que pretendo hacer. Hay que dar una vuelta al formato de copa, por ejemplo, recapacitar y ver si hay que retomar el camino inglés. O hacer una especie de fin de fiesta y elegir una sede en la que se disputen las semifinales a partido único y posteriormente la gran final. Y me gustaría una Supercopa antes de empezar la temporada en una sede neutral a elegir y a partido único.

-¿Qué piensa de que no se entregue la Copa al campeón de Liga cuando la gana?

-Que no puede ser. Hay que entregársela al campeón. Y no estar pendiente de si puede o no ir el presidente de la federación. Hay que articular una forma para que quien sea, no necesariamente el presidente, la entregue en su momento.

-¿Quién será su seleccionador?

-Creo que ahora lo que hay que hacer es dejar trabajar a Del Bosque en la Eurocopa y que cuando salga que lo haga por la puerta grande, como se merece. Sobre quién le sustituirá cuando se vaya, en España hay grandes referentes en los banquillos. Lo único que diría es que me gustaría seguir con la idea de un juego como el que ha hecho a España referencia en el mundo. Sería bueno mantener la personalidad que nos han dado Luis Aragonés y Vicente.

-¿Ha elegido director deportivo?

-No lo tengo decidido. Tenemos muy buenos técnicos en la propia casa. Lo que sí que quiero es potenciar esta figura en el fútbol español, dándole, por decirlo de alguna forma, una cierta oficialidad. Y en esto podrían colaborar de forma decisiva las territoriales.

-¿Quiénes van en su equipo?

-De momento, solo haré público el nombre de Luis Gil, que tendrá una dirección general. Para el resto esperaré a que se sepa el calendario electoral definitivo.

-¿Habrá una asamblea de 180 o de 140 personas, como está intentando Villar?

-Creo que finalmente será de 180, porque lo otro sería ir contra los estatutos. Pero que quede claro que yo iré a las elecciones con 140 o 180 igualmente y sin problemas.

«La Liga firma contratos millonarios que pueden repercutir en el fútbol modesto»

Ángel María Villar intenta crear desconfianza alrededor de Jorge Pérez y de su cercanía a Javier Tebas. De hecho, lo considera el candidato del presidente de la Liga, algo así como un caballo de Troya dentro de la federación. Jorge Pérez reconoce que a la federación no le queda más remedio que enderezar las relaciones con la patronal de los clubes y alcanzar acuerdos con ella que sean beneficiosos para el fútbol aficionado.

-¿Tiene previstos convenios nuevos con la Liga?

-Con la Liga hay que tener un trato estrecho y cercano. Por muchas razones. La primera es que los clubes profesionales son también de la federación. Ellos nos pueden ayudar mucho y convertirse en unos inmejorables aliados del fútbol modesto. Podemos conseguir sinergias económicas fundamentales para el futuro. La Liga está firmando contratos milmillonarios y eso puede repercutir en el fútbol modesto. También quiero que la Liga tenga su sede en las Rozas. Quiero que todo el fútbol esté allí y también el fútbol sala.

-Solo hay una mujer en la actual junta directiva.

-Me gustaría que se cambiara esa dinámica. De hecho, cuando yo he sido responsable de recursos humanos de la federación he contratado mujeres para puestos de importancia.

-¿Qué es eso del congreso del fútbol del que usted habla con tanta ilusión?

-Lo haría cuanto antes. Sería una concentración de todos los estamentos del fútbol durante uno, dos o tres días. Que cada cual cuente los problemas que tiene y luego los analizaremos y buscaremos soluciones. Ahora mismo, tal y como está la situación del fútbol federativo, lo veo muy necesario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

«Quiero que el fútbol pierda el miedo y que se sepa adónde va el dinero»