Antía Fernández, contra los nervios y la historia del deporte

La coruñesa del Calasancias se convirtió ayer en la primera transexual en competición oficial en España


redacción / la voz

Retumba el bombo y el eco alcanza los aledaños del polideportivo de Calasancias. Como siempre. Jornada dominguera de voleibol. Tres partidos simultáneos, dos lonas gigantes demarcan las canchas. Como siempre. Medio centenar de personas presenciando el partido de Segunda femenina. Como siempre. Es el debut en competición oficial de la primera transexual del deporte español, la coruñesa Antía Fernández. Lo único atípico era el tiempo: soleado y rondando los veinte grados en pleno enero. Como nunca.

El Club Voleibol Atlético Boiro se llevó un partido (0-3; 12-15/19-25/24-26) en el que Antía disputó minutos en la parte inicial y en el set final, mostrando la misma dinámica de un Calasancias en período de rodaje en una temporada en transición.

Más allá de los desajustes en la cancha, la atención se centraba en el hito histórico en el deporte español. Una pancarta del Observatorio da Igualdade («Para alcanzar dereitos hai que cambiar normas») y la presencia de la asociación de Mulleres Deportistas Galegas (Mudegá), arropaban a Antía desde la grada, que devolvía la fuerza a sus compañeras desde el banquillo cuando tocaba esperar.

Tras el debut oficial, el balance se antojaba precipitado, pero imprescindible. «Ahora todavía estoy asimilando el momento. Había mucha expectación por ser el primer partido, pero después vendrán el segundo y el tercero y seguiremos normalizando y entrenando», explicaba la jugadora coruñesa, ayer con el dorsal 1.

«He estado pendiente del balón y me he olvidado de que soy transexual y que he traído detrás de mí un eco mediático enorme. Me he sentido una más del equipo. Muy bien», describía. «Falta desoxidarse, adaptarse, el reglamento ha cambiado. Estamos en ello», reconocía.

Sin embargo, no faltó un punto de crítica en su relato: «Me parece triste el hecho de que una mujer se incorpore a un deporte sea noticia porque a mayores tenga el calificativo de transexual. Me gustaría que se normalizase. Y la idea de hacerlo público es crear un precedente y que más personas el día de mañana lo tengan más fácil».

La entrenadora del Calasancias y jugadora del primer equipo, Marta Martínez fue más tajante: «Los extradeportivo no es necesario valorarlo. Es una situación normal y habitual. Nunca hubo debate ni tiene por qué haberlo. Ojalá sirva de ejemplo y que a través del deporte se normalice esta situación en todos los ámbitos de la vida».

«Las chicas estaban súper nerviosas debido a la expectación generada. Además, el grupo es nuevo, la mitad de la gente no habían jugado en su vida al volei. Antía llevaba veinte años sin jugar. Es acoplamiento para todo el mundo. Las veteranas tienen que tirar de las nuevas, que están intentando encontrar su sitio», argumentó.

«Cuando Antía jugó ni el reglamento era igual. La vi muy nerviosa, pero siguiendo todo el rato las indicaciones que le dieron, como el resto de sus compañeras, que la han ayudado todo lo que han podido. Estoy satisfecha», concluía.

También el entrenador del C. V.A.B, Juan Resua, mostraba su respaldo: «É un feito totalmente normal. Ela é unha persoa que naceu home, pero se sinte muller e como tal está reconocida. Está no seu dereito. Calasancias tramitou a ficha consultando coa Federación, e non hai máis que falar. Alédome de que sucedese no voleibol. E creo que debería servir de exemplo para outros deportes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Antía Fernández, contra los nervios y la historia del deporte