Fernando Vázquez, juventud y sabiduría

Gaspar Rosety LA VOZ

DEPORTES

11 ene 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

He tenido ocasión de leer en los últimos meses varias entrevistas con Fernando Vázquez, una de esas mentes brillantes que ofrece el mundo de los entrenadores de cuando en cuando. De sus palabras, se deduce que la moda consiste en renunciar a la experiencia y apostar por exjugadores recientes, que apenas rocen los cuarenta años y que tengan frescas las sensaciones del futbolista moderno.

Advierto en sus palabras cierta dosis de reflexión por el desprecio que esta reciente e implantada teoría supone hacia la experiencia, la sabiduría de los hechos vividos, las situaciones sufridas y adecuadamente resueltas, en beneficio de un mundo por venir donde la sensación de fuerza de la juventud adelanta cualquier otro conocimiento.

He vivido muy de cerca la consecución de éxitos de entrenadores jóvenes, sin apenas recorrido en el fútbol profesional, como Javier Clemente, que ganó dos ligas seguidas, la Copa del Rey y la Supercopa; Víctor Fernández, con una brillante Recopa en París; los recientes logros de Víctor Sánchez del Amo; los espectaculares números y niveles de juego de Arrigo Sacchi y el trabajo del propio Fernando Vázquez, hace veinte años, sacando conejos y palomas de una chistera llamada SAD Compostela y descubriendo futbolistas geniales en los archipiélagos y en la península.