El Sevilla defrauda en Europa

Unai Emery perdió desde el inicio, con un planteamiento opaco y temeroso, ante un City que demostró por qué es uno de los favoritos al título


Colpisa

Mal encuentro del Sevilla en un partido donde se jugaba sus posibilidades de estar con los mejores. Goleado en casa ante un City con muchas bajas, lo positivo para el Sevilla fue saber que el agobio y el cansancio de la Champions terminará pronto. De esta forma podrá concentrarse en la Liga, donde tampoco le van mucho mejor las cosas.

Ante los citizens, los hombres que vestían la elástica rojiblanca salieron convencidos de que lo ocurrido hace un par de semanas no fue un espejismo. Si no se ganó en el Etihad fue por esa palabra maldita ligada a los eternos perdedores como es la suerte. La cara mala le tocó al Sevilla. Y en el Pizjuán más de lo mismo. Antes del cuarto de hora ya iban ganando por dos tantos los británicos ante la perplejidad de un público hispalense entregado desde el principio con lo que esperaban fuera una fiesta y no el funeral en el que se convirtió la primera mitad.

Los tantos de Sterling y Fernandinho fueron acortados por una bonita jugada de Coke, que falló en el segundo tanto inglés, para dar un pase de gol a Tremoulinas. Aquello pareció dar alas a un equipo muerto en lo anímico. Aunque acabó siendo rematado por Bony ante un perplejo Sergio Rico. No fue culpa del canterano que defiende la portería sevillista. El problema hay que buscarlo más arriba, en la planta noble del Pizjuán, donde no tuvieron a bien fichar un portero de nivel Champions para una plantilla muy descompensada.

La tensión se reflejó en Monchi, que veía su castillo de naipes destruido por la gran faena realizada por el City. Para la segunda mitad, Unai Emery intentó dar una vuelta a su esquema táctico. Quitó a Iborra, que sigue perdido jugando de mediapunta en un puesto que solo el de Hondarribia ve bien para el valenciano, y siguió confiando en Llorente, gran fichaje estrella presentado ante miles de personas en el campo sevillista, que no ha demostrado aún sus dotes goleadores. No se sabe bien si le ha pesado el malestar que hay alrededor de su figura dentro del vestuario por ser el que más cobra de la plantilla, o porque ya la edad no perdona ni tan siquiera a un maduro león. Lo cierto es que el ahora delantero de Nervión lleva un comienzo de temporada aciago y su titularidad ante el Manchester City solo se podía entender como un todo o nada impuesto por el técnico vasco al riojano para saber si va a poder contar con él en lo que queda de campaña. La respuesta fue un «no» rotundo del ariete que salió del césped silbado por una afición que ya no le guarda cariño.

La segunda parte transcurrió en un intento desesperado del Sevilla por acercarse al marcador, mientras que el City hacía lo que le apetecía con el balón en los pies. Los sevillistas fueron más un monigote en manos de un City mucho más crecido en la Champions. Ahora sólo les toca a los nervionenses rezar por quedar terceros. Y, quién sabe si Unai Emery lo va a poder disfrutar. Habrá que esperar acontecimientos.

Sevilla, 1 - Manchester City, 3

Sevilla: Rico, Coke (Mariano, min. 55), Rami, Kolo, Tremoulinas, Krychowiak, Iborra (Krohn Dehli, min. 46), Vitolo, Banega, Konoplyanka y Llorente (Inmobile, min. 65). Manchester City: Hart, Sagna, Otamendi, Kompany, Kolarov, Fernando, Fernandinho (Demichelis, min. 90), Touré, Navas, Sterling (De Bruyne, min. 73) y Bony (Delph, min. 85).

Arbitro: Svein Oddvar Moen (Noruega). Mostró tarjeta amarilla a Krychowiak.

Goles: 0-1, min. 8: Sterling. 0-2, min. 12: Fernandinho. 1-2, min. 28: Tremoulinas. 1-3, min. 36: Bony.

Incidencias: Partido correspondiente a la 4ª jornada de la Liga de Campeones, disputado en el Sánchez Pizjuán. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Sevilla defrauda en Europa