«Kuwait es un sitio tranquilo, un buen lugar para venir a trabajar»

Defiende el juego abierto y alegre: «¿De qué sirve ganar a cualquier precio?»


redacción / La Voz

Julio Fernández Correa (San Cibrao, Cervo; 1961) saborea cada minuto de su vida dedicada al fútbol sala. Pasó a la historia de este deporte como portero. Por ser uno de los pioneros en la introducción de varias figuras a la hora de detener los disparos rivales. También por ser el primer capitán de la selección española.

Ahora, Julio perpetúa su éxito desde el banquillo. Hace unas semanas emprendió un nuevo reto en el fútbol sala kuwaití dirigiendo al Kazma, con el que acaba de ganar la Supercopa.

-¿Por qué Kuwait?

-Pues porque apareció en el momento oportuno, con la oferta justa y con un interés real. El mundo de los entrenadores se mueve así. Nunca puedes prever cuál puede ser el siguiente paso. A veces el camino se presenta sin más. La idea de venir a Kuwait me ha atraído bastante porque también es una buena oportunidad para abrirme mercado en una zona muy pujante en el mundo del fútbol sala.

-¿Qué espera de este proyecto?

-Por encima de todo, quiero disfrutarlo al máximo. Quiero crecer como entrenador y aprovechar la oportunidad; además de abrirme puertas en el mercado asiático. De momento hemos empezado con buen pie y eso siempre es importante. Ganar la Supercopa es un buen comienzo de algo que espera que sea muy bonito. Quiero disfrutar de la oportunidad de trabajar en otro país, otra cultura y con otros valores deportivos.

-¿Cómo es su vida allí?

-Es muy tranquila, la verdad. Comienzo las mañanas con un café y me marcho al gimnasio. Las tardes son completas de trabajo ya que además del primer equipo llevo al sub 18. Potenciar la base siempre me ha gustado.

-Hay gente que aún relaciona Kuwait con guerra o peligro.

-¡Para nada! ¡Todo lo contrario! Puede haber esa sensación por los problemas que hubo en la década de los 80 y 90, con la invasión de Irak y luego con la Guerra del Golfo. Pero eso es historia. Kuwait es ahora un sitio tranquilo. Un buen lugar para venir a trabajar.

-A usted se le reconoce por el estilo alegre y abierto. ¿Por qué esta forma de entender el juego?

-Porque para mí es más divertido trabajar para construir juego que para destruirlo. Pero al margen de lo que yo piense, a veces perdemos la perspectiva de lo que es el deporte profesional. Es un espectáculo ideado para entretener a la gente. Si tu público se aburre con tu juego... ¿De qué sirve ganar a cualquier precio?

«Para que yo vuelva a entrenar a España, tal y cómo está todo, tiene que producirse un milagro»

Julio Fernández siempre ha sido un antisistema de los banquillos. Defiende la teoría de que la pizarra solo debe aplicarse para conseguir un objetivo. No por rutina. Por eso, tampoco cree en el entrenador ideal. Pone por delante la personalidad de técnicos y jugadores a la robotización del fútbol sala.

-¿Cómo debe ser para usted el entrenador perfecto?

-Para mí, la mejor cualidad de un entrenador es la de conocer sus propios límites. No querer hacer algo para lo que no está preparado o que no domina. A partir de ahí, hay que ser consciente de que el entrenador perfecto es una utopía.... No existe.

-Antes ha estado en Italia. ¿Cómo es este deporte allí?

-Hace años veías a la selección italiana y eran casi todos brasileños nacionalizados. Y en su liga lo mismo. Ahora, están intentando potenciar el jugador nacional a cualquier precio.... Han elegido un camino a largo plazo y obviamente la calidad del juego se ha resentido. Yo estoy contento con mi experiencia allí y la verdad es que me han acogido muy bien. A nivel deportivo, tampoco me puede quejar (es el primer entrenador que ganó dos Ligas seguidas con dos equipos diferentes).

-La mayoría de técnicos gallegos destacados (Prieto, Pulpis, Bruno, Ramiro, usted...) se están yendo a países exóticos, la mayoría árabes. ¿A qué se debe?

-No hay mucho trabajo de calidad en España y el mundo árabe es ahora mismo el más emergente para los entrenadores españoles. Por ahí se explica todo.

-¿Qué tiene que pasar para que Julio Fernández vuelva a España a entrenar?

-Ahora mismo... ¡Un milagro! Es muy difícil. Si el Dépor se plantease la idea de crear esta sección en el club sería la mejor forma de volver a casa. Que al final es lo queremos todos los emigrantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Kuwait es un sitio tranquilo, un buen lugar para venir a trabajar»