El Oporto deprime al Chelsea y Casillas se apunta un tanto ante Mourinho

Casillas respondió a Mourinho en el campo. El técnico confirmó el saludo con el portero al finalizar el encuentro


En su primer reencuentro en partido oficial tras su amarga despedida del Real Madrid, único desenlace posible para Iker Casillas después de la humillación a la que le sometió José Mourinho y de verse forzado a irse por la actitud del club y de parte del Bernabéu, el portero del Oporto le ganó la batalla al técnico del Chelsea.

El portero y el entrenador confirmaron que sí se saludaron al término del encuentro entre ambos equipos, que suponía su reencuentro tras su azarosa relación en el año final del técnico portugués en el Real Madrid. «Sí, ahora mismo (acabo de saludarle), sin ningún problema, ya ha pasado muchísimo tiempo. Estoy de acuerdo con lo que dijo Cesc que esto es más morbo de cada uno. Antes estaba en el Real Madrid y ahora en el Oporto, y no hay que darle más vueltas. Si nos volvemos a ver nos saludaremos, del pasado no se vive, no vivo ni yo», aseguró Casillas.

Por su parte, el de Setúbal también confirmó este saludo. «En el pasado hemos trabajado juntos y hemos tenido momentos fantásticos y otros no tan buenos, pero repito que opción de dejarle fuera fue de un entrenador no de un hombre, que fuese buena o mala es otra historia. Por eso, dije que si lo veía le saludaría y pienso que él ha pensado exactamente lo mismo y nos hemos saludado normalmente», afirmó igualmente.

Si hubo saludo entre Mourinho y Casillas El portugués lo confirmó en rueda de prensa

El excapitán del Real Madrid batió otro récord, al convertirse ya en el futbolista con más partidos en la historia de la Champions (152), Casillas, aunque falló en el gol del rival, colaboró en una sufrida victoria del Oporto en el Estadio do Dragão (2-1) que dejó con muy mala cara a Mourinho.

Casillas se tragó en el tiempo añadido de la primera parte un libre directo de William, que fue por su palo y centrado, pero antes realizó dos grandes intervenciones, a disparos de Cesc y Pedro, sobre todo al tinerfeño, que impidieron que el Chelsea se adelantase en el marcador antes de cumplirse el cuarto de hora. El guardameta del Oporto se quedó clavado ante la falta lanzada por el jugador del Chelsea y se quejó a su barrera de no haber visto, pero pudo hacer bastante más en ese gol que supuso el empate del equipo inglés en el minuto 47 de la primera parte.

En momento tan oportuno cuando se llegaba al descanso, el banquillo del Chelsea celebró el 1-1 como si de un triunfo definitivo se tratara, pero Mourinho, quizás para no querer hacer en público más sangre consciente de que le enfocaban las cámaras, ni se inmutó. Ocho minutos antes sí que le sentó realmente mal a Mourinho que el Oporto, en una llegada aislada después de haber sido dominado por completo por el Chelsea y comprobar que Casillas había evitado al menos un gol de su equipo, se adelantase sin hacer méritos.

El 1-0 fue del exfabrilista André André, pero la verdadera culpa de ese tanto fue de Brahimi, que tras una genial jugada por la banda izquierda disparó con mucha intención y colocación a Begovic, para que el rechace del meta visitante lo aprovechase el centrocampista luso. La alegría del Oporto, sin embargo, se rompió casi en el intermedio, cuando Casillas se fue renegando a los vestuarios, justo después de haber insistido a sus compañeros en que no le dejaron ver cómo salía el balón del pie derecho de Williams. Respiró Casillas al inicio del segundo tiempo cuando un golazo de cabeza de Maicon desde el primer palo a la salida de un córner puso otra vez por delante al Oporto.

Ese gol aliviaba en gran parte las penas del guardameta que intentó por todos los medios que su plusmarca en la Liga de Campeones no fuese agridulce. Y mucho menos, estando enfrente Mourinho, y él deseoso de vengarse de todo lo que le hizo sufrir el técnico portugués durante su etapa en el Real Madrid.

Pudo llevarse Casillas un segundo tanto en el minuto 54 si no lo hubiese impedido el larguero, pero la suerte estuvo ahí de nuevo con el mostoleño cuando un derechazo de Diego Costa desde fuera del área se estrelló en el palo. Casillas no había llegado a ese zapatazo del hispano-brasileño, pero la madera estuvo una vez más de su parte. Después, pese a la insistencia del Chelsea, Casillas, aunque también volvió a dar la razón a sus críticos con una de sus salidas en falso que afortunadamente para él no encontró portería, no tuvo mucho más trabajo, porque el Oporto se defendió con mucho orden y no de dejó sorprender. Así pudo tomarse Casillas cumplida revancha ante su mayor enemigo.

Ficha técnica

2 - Oporto: Íker Casillas; Maxi Pereira, Maicon, Iván Marcano y Martins Indi; Rúben Neves (Evandro, m.78), André André (Miguel Layún, m.80), Danilo, Imbula; Yacine Brahimi (Pablo Osvaldo, m.86) y Vincent Aboubakar.

1 - Chelsea: Begovic; Ivanovic, Zouma, Cahill y Azpilicueta; Cesc Fàbregas, Ramires (Matic, m.73), Obi Mikel (Eden Hazard, m. 62), Willian y Pedro Rodríguez (Kenedy, m.73); Diego Costa.

Goles: 1-0, m.39: André André. 1-1, m.45: Willian. 2-1: Maicon, min. 52

Árbitro: Antonio Mateu Lahoz (ESP) amonestó Martins Indi, Iván Marcano, Danilo e Imbula por el Oporto y a Cahill, Azpilicueta y Matic por el Chelsea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Oporto deprime al Chelsea y Casillas se apunta un tanto ante Mourinho