España juega una final anticipada ante Eslovaquia

Los de Vicente Del Bosque están obligados a conseguir la victoria para alcanzar el liderato del grupo

Efe

El estadio Carlos Tartiere de Oviedo acoge una 'final' de la fase de clasificación a la Eurocopa 2016, en la búsqueda de la defensa de la corona europea de España, que se juega el primer puesto de grupo y el acceso directo a la cita en Francia, obligada a vencer a una Eslovaquia que firma el pleno de triunfos.

Ocho años después España perdió un encuentro en competición europea. Llevaba 36 partidos de fases de clasificación sin el amargo sabor de la derrota. No perdía desde el 7 de octubre de 2006, ante Suecia, hasta que cayó en una trampa en Zilina, con Eslovaquia, el 9 de octubre de 2014. En un partido ya clásico de los rivales que respetaban a la campeona del mundo y Europa, el planteamiento defensivo y al contragolpe, encontró el premio con un zarpazo final del veloz Miroslav Stoch a tres minutos de los 90 reglamentarios que condicionó el camino de la Roja a la Eurocopa de Francia.

Eslovaquia creció tras derrotar a la gran favorita y no falló en toda la fase para llegar a Oviedo como sólido líder con 18 puntos, con tres de ventaja sobre España que debe ganar para arrebatarle la posición de privilegio y dar un paso de gigante a la Eurocopa. Para ello tendrá el apoyo de su afición que llenará el Carlos Tartiere.

Regresa al pasado de menos éxito Vicente del Bosque para buscar el objetivo. Con 16 de los convocados presentes en el fracaso del Mundial, encargados ahora de guiar a España al intento de un nuevo éxito en algo inaudito, tres Eurocopas consecutivas, con el regreso tiempo después a la convocatoria de jugadores como Diego Costa y Juan Mata, para el que junto a Santi Cazorla será muy especial la vuelta a Oviedo, su lugar de origen.

Regresa Costa directo a la titularidad como nueve, aprovechando la baja de Álvaro Morata por la lesión que marcó su inicio de campaña, y con la misma ansiedad por el gol con la que visitó Eslovaquia hace once meses. Se siente en deuda con Del Bosque y con España, alejado de su mejor versión cada vez que se enfunda la Roja desde que decidió renunciar a Brasil. Ante sí el mejor momento para empezar a aportar nutrido de balones por Iniesta, Pedro y Silva.

Tiene claro el once Del Bosque que mantiene una duda por despejar. No las hay en portería, donde Iker Casillas sigue con la titularidad con David De Gea lejos de su mejor forma tras no jugar con el Manchester United en pretemporada y ver frustrado en el último minuto su traspaso al Real Madrid. En defensa Juanfran Torres, Gerard Piqué, Sergio Ramos y Jordi Alba son indiscutibles.

El seleccionador español debe decidir quien acompaña en la medular a Sergio Busquets. Tiene tres opciones para un puesto: Koke Resurrección, Santi Cazorla y Cesc Fábregas. La experiencia del último, a tres partidos de convertirse en centenario, puede ser decisiva en el pulso en un momento clave.

Eslovaquia, dirigida con éxito por Jan Kozak, saborea su mejor momento. A un paso de su primera gran cita tras vencer a España por primera vez desde que nació en 1992, tras la división de Checoslovaquia, en el que era su quinto enfrentamiento en 23 años.

Su falta de nombre en el cartel europeo no confunde al cuerpo técnico dirigido por Del Bosque, que siempre mostró gran respeto por el rival, y no debe hacerlo con la afición española. Eslovaquia firma la mejor racha de su historia antes de pisar el Tartiere, sin perder un partido desde mayo de 2014, ante Rusia, con pleno de triunfos en la fase de grupos y los amistosos que ha disputado.

Llega condicionada al duelo que decide el liderato por las bajas que sufre en su equipo titular. Kozak tiene problemas en el centro de la defensa especialmente, donde pierde a sus dos centrales titulares. Martin Skrtel, del Liverpool, deja sin su experiencia a la zaga por una sanción y Jan Durica, que juega en el Lokomotiv de Moscú, no viajó a España por lesión.

El seleccionador eslovaco tendrá que decidir la inédita pareja de centrales entre cuatro opciones: Tomás Hubocan, habitual lateral zurdo (Dinamo de Moscú), Norbert Gyömbér, al que suele adelantar como medio centro destructivo (Roma), Kornel Saláta (Slovan Bratislaba) y L'ubomir Michalík (FC Kairat). A los que espera Diego Costa con ganas de 'pelea'.

Los condicionantes de Eslovaquia para el encuentro decisivo del grupo no terminan en defensa. Futbolistas que marcan su juego, como el medio centro Juraj Kucka, que acaba de comenzar su etapa en el Milan italiano, también es baja por sanción y un futbolista con experiencia en el fútbol español, Wladimir Weiss, que militó en el Espanyol, no estará por lesión.

Alineaciones probables:

España: Casillas; Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Cesc, Iniesta; Pedro, Silva y Diego Costa.

Eslovaquia: Kozácik; Pekarík, Gyömbér, Saláta, Hubocan; Pecovský, Kucka, Stoch, Weiss; Hamsík y Mak.

Árbitro: Damir Skomina (SLV).

Estadio: Carlos Tartiere.

Hora: 20.45.

Del Bosque asegura que no se ha hecho «nada especial» con De Gea

Vicente del Bosque, seleccionador español, aseguró ayer en rueda de prensa que no han hecho «nada especial en relación a los porteros en comparación a otras concentraciones. Todo ha ido con normalidad».

Del Bosque confirmó que no ha realizado ningún tipo de labor psicológica con De Gea y apostará por la normalidad en portería tras la compleja situación que sufre el portero del United, a días de volver a Manchester tras ver como a última hora no se certificó su fichaje por el Real Madrid.

El seleccionador no confirmó la titularidad de Iker Casillas ante Eslovaquia, ni si De Gea tendrá minutos en Macedonia. «Vamos a resolver el problema de mañana primero, elegir a los mejores entre un grupo con grandes cualidades. Elegiremos los mejores por pequeños detalles y desde mañana veremos lo de Macedonia», sentenció,

Del Bosque advirtió de la importancia del partido. «Es el momento clave de la fase de clasificación», dijo con tono serio. En referencia a Diego Costa manifestó que «creemos en él. Está jugando bien en su club y seguro que terminará jugando bien».

Iniesta: «Me hubiese gustado el regreso de Víctor Valdés»

Andrés Iniesta, centrocampista del Barcelona, reconoció que le «hubiese gustado el regreso» de Víctor Valdés a la selección española porque «está viviendo una situación muy difícil desde hace un tiempo». «Habría sido un estímulo importante para él pero es el seleccionador el que toma esas decisiones» declaró el capitán del Barça en referencia a la confesión de un Del Bosque que se planteó la vuelta de Valdés como un guiñó al portero del Manchester United que está pasando una mala temporada.

En referencia al encuentro de la selección contra Eslovaquia, Iniesta declaró que esperan «un partido similar al de allí, un equipo que se cierra muy bien, intenta tapar pasillos interiores y acumula muchos jugadores en la zona central para incomodar nuestro juego»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

España juega una final anticipada ante Eslovaquia