Dustin Johnson toma la delantera en Whistling Straits

Firma una tarjeta de 66 golpes en el campo que domó en el 2010


redacción / La voz

Es uno de los señalados para llegar al domingo entre los candidatos a apuntarse el último major de la temporada y Dustin Johnson no defraudó en su primer recorrido a Whistling Straits, el campo que domó en el 2010, cuando solo un monumental error en el 18 le impidió figurar en el playoff por el PGA Championship cuando, con 25 años, era uno de los jóvenes talentos del circuito. Ayer firmó una tarjeta de 66 golpes, seis bajo el par. Ni el viento moderado, ni las mil y una trampas del diseño de Pete Dye, ni los enormes mosquitos -«los más grandes que he visto en mi vida y eso que vivo en Florida», en palabras de Tiger Woods- a orillas del lago Michigan, que más que un lago semeja un océano, pudieron frenar el juego desinhibido del hombre que peleó este año con Jordan Spieth por el triunfo en el US Open. Cinco birdies y un eagle iluminaron su primer día que solo tuvo un tachón, el bogey del 3.

A su estela, el sueco David Lingmerth, con -5 -en el 12-. Su arranque, espectacular. Cinco birdies en los primeros siete hoyos. Con cuatro golpes bajo par, nombres de segunda fila como los de Jason Day, Dany Lee, que desaprovechó una oportunidad de irse a dormir en -5 al fallar un putt a un palmo del hoyo en el 18, o Russell Henley.

La partida más atractiva del día, la que reunía a los dos mejores golfistas del mundo, el norirlandés Rory McIlroy y el norteamericano Jordan Spieth, y al ganador del British, Zach Johnson, continuaba al cierre de esta edición. Pero ninguno de los tres le había cogido todavía el pulso al campo cuando caminaban por el 11. Spieth apenas pudo atacar. Prácticamente cada impacto terminaba en una zona sucia y en las escasas ocasiones en las que pudo lograr un birdie falló en el green. Iba con un golpe por encima del par, muy lejos de la cabeza. Tampoco le sonreía la jornada a McIlroy, quien, de todos modos, fue de menos a más. Dejó una preciosa salida desde el agua en el 5. Se tuvo que remangar los bajos del pantalón y desde el fango elevó la bola para sortear un pequeño terraplén. Par del campo poco después del ecuador del primer día.

Pese a que empezó sólido, Zach Johnson se diluyó pronto y su recorrido se convirtió en una mezcla de grandes aciertos y errores garrafales que le costaron más de una excursión por los bunkers.

En cuanto a los españoles, Sergio García acabó en el par del campo. Mientras que Miguel Ángel Giménez firmaba dos por encima del campo cuando había completado los diez primeros hoyos en Whistling Straits. Eso sí, el malagueño liberó un par de instantáneas de esas solo a la altura de su calidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dustin Johnson toma la delantera en Whistling Straits