El fútbol gallego reconquista la casa blanca

El Real Madrid repesca a Lucas Vázquez, manteniendo una apuesta por Galicia que se prolonga desde el año 1962


redacción / La Voz

Desde 1962, en solo dos temporadas el Real Madrid no ha contado con algún futbolista gallego en sus convocatorias. Fue en la campaña 98/99 y en la pasada, que recién ha finalizado. El jugador del Espanyol Lucas Vázquez está llamado a recuperar esta presencia en la casa blanca, una vez se desveló ayer la intención de los madridistas de recuperar al extremo de Curtis.

«Tenemos un acuerdo verbal con el Madrid por Lucas, que es positivo para el club», explicó el presidente Collet a los medios de comunicación durante una rueda de prensa. «Cuando esté el tema hecho, lo diremos. Ahora estamos hablando de unas cifras que creo que son buenas para el Espanyol, pensando que podíamos perder al futbolista el año que viene», añadió.

Lucas se formó como jugador en la cantera del Real Madrid y el pasado año se marchó cedido al Espanyol. Los catalanes ejercieron la opción de recompra por valor de millones de euros. Los blancos se guardaban un derecho de repesca para los años 2016 y 2017, pero han decidido adelantar los plazos y negociar con el Espanyol la recuperación del jugador. Todavía no se han hecho públicas las cifras del traspaso, pero Collet manifestaba su agrado con la operación porque se «guarda el 25 por ciento de los derechos del jugado».

Medio siglo de gallegos

Desde que Amancio Amaro fue traspasado al Madrid en 1962, apenas se ha dejado de escuchar el acento gallego en el Santiago Bernabéu. El coruñés dejó el club blanco en 1976, pero entre medias también coincidió con Miguel Ángel (1967-1980). El ourensano inició una saga de porteros gallegos en el Real Madrid que continuaron Agustín (1980-1986), Paco Buyo (1986-1997) y Diego López (2004-2007 y 2012-2014).

Otro de los jugadores gallegos de más trayectoria en el Real Madrid fue el excéltico Míchel Salgado (1999-2009). Además, ha habido canteranos reclutados por la factoría blanca como Canabal (1997-1998), Rubén González (2001-2006), Borja Fernández (2001-2005), Mosquera (2009-2010), Joselu (2010-2012) y el propio Lucas Vázquez (2013-2014).

El extremo de Curtis fue una de las estrellas del Espanyol en la pasada Liga, jugando un total de 33 partidos y marcando 3 goles. Su fichaje por el Madrid, además de ser una petición de Rafa Benítez, es casi obligado para el club blanco ya que la UEFA le obliga a tener al menos ocho jugadores nacionales en plantilla, y de ellos cuatro canteranos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El fútbol gallego reconquista la casa blanca