«En Segunda B seremos un club modesto, pero con aspiraciones»

«La conexión entre jugadores y afición fue tremenda, pero habrá que reforzarse», considera Lupe Murillo, presidenta del Pontevedra


pontevedra / la voz

Lupe Murillo ya puede presumir de haber ascendido al Pontevedra a la Segunda B, tras su primer proyecto al frente de la nave granate. Hace pocos meses era ratificada en asamblea como la cabeza visible de esta entidad y el sábado se convertía en la primera presidenta que firma una gesta como la de devolver el fútbol de Segunda B a una ciudad como la del Lérez, que ha probado las mieles de la élite nacional.

-Transcurridas las horas, ¿ya se cree lo que ha conseguido?

-Ahora sí. Cuando llegamos a la comida oficial y estaban cantando los jugadores, rompí a llorar, porque me di cuenta de lo que habíamos logrado. Ahí es cuando una se emociona.

-Posiblemente las lágrimas más bonitas de toda su vida, ¿no?

-Pues sí, porque lo hemos conseguido después de que haya sido muy duro y porque además fueron de felicidad.

-¿Se puede decir que es el momento deportivo más dulce en su dilatada carrera como directiva?

-Probablemente, porque esta vez lo he vivido en primera persona. Cuando la responsabilidad es toda tuya lo notas el doble, y ha habido momentos delicados. Sin embargo, los éxitos también son el doble.

-Obligó, entre comillas, a todos los fichajes a ascender y le han hecho caso.

-La verdad es que sí. Cuando ficharon se les dijo que tenían que aportar un granito de arena que mejorase lo que ya teníamos.

-¿De quién se acordó en un momento así?

-De Rafa Herránz, el director general que me trajo al Pontevedra, y de Juan José Rodríguez, que fue mi mano derecha.

-El salto competitivo es enorme. ¿Habrá muchos cambios?.

-Soy de la filosofía de que cuando un equipo funciona, funciona. Yo me quedaría con todos porque creo que la conexión entre jugadores, técnicos y afición ha sido tremenda, pero habrá que reforzar algo la plantilla.

-Alguno tendrá ya novias...

-Desde que empezamos el play-off, la decisión del club fue la de no hablar con nadie y que nadie hablase con nosotros de este tema. Queríamos centrarnos en lo deportivo porque no sabíamos en qué liga íbamos a jugar. Si se me pregunta si alguno tiene esas novias, creo que no y si las tiene, creo que todos están a gusto en el Pontevedra. Hablaremos con ellos, pero de momento no tenemos información de que ninguno se quiera marchar.

-La renovación del técnico fue la primera y la más importante.

-Tenía claro que pasara lo que pasara él iba a ser el entrenador la próxima temporada. Hizo un gran papel y conectó con la afición, la política del club y tiene mucha afinidad con la presidenta. En Segunda B seremos un club modesto, pero con aspiraciones.

-En el plano económico, cambiar la Tercera División por la Segunda B implica infinidad de cambios

-El capítulo de gastos se va a incrementar porque vamos a salir a jugar fuera de Galicia y tanto los desplazamientos como los hoteles hay que tenerlos en cuenta.

-¿Y las fichas de los futbolistas?

-Hay que hablar con ellos, pero no va a ser mucho más que ahora, esa es la realidad en este fútbol.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«En Segunda B seremos un club modesto, pero con aspiraciones»