Los grandes parten con ventaja en Wimbledon

Djokovic quiere olvidar el drama de París, Federer se ve ante una de sus últimas bazas, Murray encarna la esperanza local y Nadal necesita emerger

Novak Djokovic ya ganó en la pista central de Wimbledon en dos ocasiones anteriores.
Novak Djokovic ya ganó en la pista central de Wimbledon en dos ocasiones anteriores.

Todos los torneos del Grand Slam tienen un encanto especial, unas características propias que los hacen atractivos. Ahí están el ambiente de las sesiones nocturnas del US Open y Australia, o la culminación de la temporada de primavera de tierra batida en Roland Garros, pero no es menos cierto que Wimbledon, que empieza mañana en el All England Club (Canal +), no se parece a ningún otro. Esta vez lo que es seguro es el morbo añadido por el conflicto entre la Real Federación Española de Tenis y los jugadores tendrá un nuevo capítulo durante el torneo. Pero estamos ante un gran acontecimiento, y es que Wimbledon es Wimbledon, el templo del tenis.

¿Por qué es especial jugar en el All England Club?

Wimbledon encarna como ningún otro campeonato la tradición del tenis. Jugar allí colma la meta de cualquier tenista por la particular liturgia que acompaña al torneo, con todas sus conocidas tradiciones, sus colores, blanco en la indumentaria de los tenistas y sobrio hasta en las lonas sin apenas publicidad. Pisar la Pista Central se convierte en un sueño para cualquier tenista; ganar, en el éxtasis, la consagración, el pasar a la historia.

¿Cabe pensar de salida en la posibilidad de alguna sorpresa rotunda?

En la edición de este año, al igual que la pasada, cuando Djokovic terminó derrotando a Roger Federer en el quinto set de la final, no se ve ningún aspirante como favorito a inscribir su nombre por vez primera en el selecto palmarés de la competición londinense. Es cierto que la hierba provoca la posibilidad de más sorpresas que el resto de las superficies -pista dura o tierra-, pero la superioridad de Djokovic, Federer, Murray y Nadal, los más regulares en los grandes eventos, deja pocas posibilidades al resto de competidores. Ello no significa que estemos ante un torneo con pocos incentivos. Wimbledon 2015 significa mucho para los favoritos, y para aquellos que aspiran a dar la sorpresa.

¿Quién llega con cuentas pendientes?

Djokovic tiene que demostrar su recuperación tras la enorme decepción de Roland Garros. Después de la derrota de París, prefirió descansar y no jugar torneos previos en hierba, pero ya ha demostrado su fiabilidad en otros años sin apenas rodaje, pues jugó ya tres finales y ganó en la catedral tanto en el 2011 como en el 2014.

¿Qué supone el tercer grande del año para las otras grandes raquetas del momento?

Federer, que festejó siete títulos en la catedral y ganó la semana pasada sobre el césped de Halle, quiere aprovechar la quizás última oportunidad para ampliar su excepcional palmarés, ya con 33 años. Murray busca confirmar su trayectoria ascendente jugando como local, ya liberado de la presión anterior a su primera victoria en Londres. Y Rafa Nadal necesita volver a estar en las grandes citas como protagonista y avanzar en el ránking, porque su posición actual le obliga a encarar cuadros más delicados, como el que tiene en Wimbledon como décimo cabeza de serie.

¿Qué cruces serían los más lógicos hacia las últimas rondas?

Si los pronósticos se cumplen, algo difícil en Wimbledon por las condiciones de la hierba, estaríamos ante unos cuartos que enfrentarían por la parte de arriba del cuadro a Djokovic con Kei Nishikori o John Isner, y a Stan Wawrinka con Milos Raonic. Por la parte baja Murray jugaría contra Nadal y Federer con Tomas Berdych.

¿Qué jóvenes se pueden convertir en protagonistas en Londres?

Especial atención requerirá la actuación de algunos jóvenes como el croata Borna Coric, el australiano Thanasi Kokinakis, el austríaco Dominic Thiem y el irreverente australiano Nick Kyrgios, un jugador que por su comportamiento y declaraciones recuerda en ocasiones a John McEnroe.

¿Se acercará Serena al auténtico Grand Slam?

Campeona en Australia y Roland Garros, Serena Williams tiene condiciones para vencer por sexta vez en la catedral. La checa Petra Kvitova, defensora del título en el All England Club, persigue su tercer trofeo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los grandes parten con ventaja en Wimbledon