Los 12.000 euros en caramelos de Escañuela

Según los libros mayores de la Fundación del Tenis Español, a los que ha tenido acceso La Voz, el ente no dedicó ni el 15% de sus recursos a planes concretos y dilapidó unos 240.000 euros durante el 2012 y 2013

A. BRUQUETAS
REDACCIÓN / LA VOZ

La Fundación del Tenis Español, controlada por José Luis Escañuela, gastó 12.000 euros en caramelos o eso se desprende de los libros mayores de contabilidad de la institución de los años 2012 y 2013, a los que ha tenido acceso La Voz. El pago a Sarigabo, una empresa de dulces y bombones, representa la forma como se dilapidó el dinero de una institución sin ánimo de lucro creada «con fines de carácter deportivo, educativo y social». Porque, según las cifras oficiales, el organismo destinó menos de un 15% de sus recursos de esos dos ejercicios a programas concretos, cantidad que fuentes federativas rebajan hasta a menos de un 10%. 238.000 euros del total de 278.000 usados en esos 24 meses los habría dirigido a partidas superfluas, burocracia, viajes, asesorías, abogados, relaciones públicas, periodistas... Y sueldos. Lo dicen los libros de contabilidad, que ayer pretendían revisar dos funcionarios del CSD en la sede federativa en Barcelona, y lo confirman fuentes oficiales.

La directiva de Escañuela, presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET) desde el 2009 -ahora inhabilitado durante un mes-, creó en el 2010 la fundación. Y esta sirvió para gastar dinero de forma ajena a los controles que establece la legislación deportiva española para las federaciones.

Escañuela, que durante esos ejercicios 2012 y 2013 cobró 169.293 euros de sueldo de la RFET y destinó otros 107.200 a sus viajes, ingresó una nómina de la fundación (por un total de 4.072 euros en el primero de esos dos años, en ocho pagos de 509,03).

Fuentes federativas explican que los patronos de la fundación aprobaron en ese período menos de una decena de actividades: un modesto circuito de torneos para niños y planes de promoción del tenis entre disminuidos físicos o psíquicos, en cárceles o en la India. Esas iniciativas totalizan unos 33.000 euros sobre el total de unos 278.000 gastados en los dos ejercicios mencionados. Si se incluyesen otras partidas relacionadas o algún programa que no llegaron a aprobar los patronos, la cifra utilizada en actividades concretas llegaría a 39.933 euros.

Papeles que ayer buscó el CSD

Los libros mayores indican que durante el 2012 y 2013 se dilapidó dinero en viajes (48.808), gastos, reuniones y dietas de los patronos (12.402), pagos a un periodista (7.924) y publicidad y relaciones públicas (65.353, 41.092 de ellos para el Ateneo de Sevilla), abogados y asesorías (26.488), conceptos vagos como la gestión de programas (9.350), salarios (28.858 netos) y una maraña de datos que no pasa el control interventor de la RFET, ni de la asamblea ni de las auditorías ni del CSD.

Escañuela fue inhabilitado el miércoles por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) por no facilitar documentación al CSD, que cifra en 700.000 euros el «desembolso mínimo» realizado por la RFET en operaciones con la Fundación y el Observatorio del Tenis Español.

Fuentes federativas que conocen el funcionamiento de la fundación consideran «escandaloso» el contenido de los libros mayores, pues la gran mayoría de partidas corresponden a asuntos que no fueron aprobados por los patronos y a conceptos que muy dudosamente puedan relacionarse con los fines de la fundación.

La Voz consultó también con los presidentes de varias federaciones territoriales a quienes no les sorprende el contenido de esta información. «Cuando el tesorero y vicepresidente económico, Enrique Campillo -presidente de la Federación de Tenis de Castilla-La Mancha-, le solicitó a Escañuela las cuentas de la Fundación y del Observatorio, este se las negó y entonces dimitió», explica Manuel Antón, el máximo responsable de la Federación de Tenis de Castilla y León y quien fue vicepresidente con Escañuela durante su primer mandato. «En su gestión la transparencia brilla por su ausencia. De hecho, en la federación española hace tiempo que se ha dejado de hablar de tenis y de lo que se trata es de encubrir las miserias del peor presidente de la historia», recalca el dirigente. «Entré en la junta directiva en el segundo mandato de Escañuela y duré solo dos meses», apunta el presidente de la federación catalana, Joan Navarro, quien añade: «Todo allí era oscuro y lo que tenemos que lograr es que la federación vuelva a servir al tenis y no a los intereses de una persona».

Esta redacción intentó ayer, sin éxito, recabar la opinión de Escañuela sobre el tema.

Grandes cantidades en abogados, asesores y entidades de Sevilla

Escañuela, que clamó el miércoles por su honestidad, es abogado laboralista en Sevilla. Gran parte de los pagos de la fundación acaban en Andalucía. La RFET también impulsó el Observatorio del Tenis Español en colaboración con la Fundación San Pablo de Olavide, otra entidad ajena al control del CSD.

Entre los gastos de los patronos de la fundación destacan los de la andaluza Olvido Aguilera, vicepresidenta de la RFET y persona de confianza de Escañuela y quien lo ha relevado en el cargo durante su inhabilitación.

Asimismo, el Ateneo de Sevilla (que eligió a Escañuela para encarnar al Rey Gaspar en la cabalgata de Reyes del 2013) recibió como publicidad y relaciones públicas 13.740 euros en el 2012. Con el mismo concepto se pagaron 12.716 en ese mismo año a la empresa sevillana de caramelos y dulces Sarigabo. Y en el 2013 se destinaron otros 27.325 euros al Ateneo para un total de 41.092.

Fuentes conocedoras del contenido de las reuniones de los patronos de la fundación se declaran perplejos por partidas a las que fueron ajenos. La conexión andaluza se prolonga con pagos de 7.260 euros a la abogada Teresa Berral Castillo -con despacho en Sevilla-, al Bufete Hades de la capital hispalense (otros 9.558), a Roma Servicios de gestión documental, con sede en Dos Hermanas (2.564), a Márquez Vegazo Asesores, de Sevilla (4.836)...

El desembolso también llegó a los restaurantes de la capital andaluza, como Hostería Salas, que ingresó 3.999 en el 2013. Orbyce, una empresa de comunicación de Barcelona, ingresó otros 7.080 euros ese 2012. Otras compañías cobraron cantidades significativas sin que en los libros figure una contraprestación nítida. Con el genérico «trabajos realizados por otras empresas» hay 8.260 euros cobrados en el 2012 por SPM Gestión y Servicios SL, una empresa de Valencia del sector de la electricidad y las redes de comunicaciones (eventos).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Tags
Comentarios

Los 12.000 euros en caramelos de Escañuela