Vicente del Bosque celebra su centenario al frente de la selección

Afronta su trayecto final al frente de la selección, poseedor de una pasado esplendoroso y con la intención de procurarlo de nuevo


Vicente del Bosque se convertirá mañana en el primer seleccionador español de fútbol en alcanzar los 100 partidos internacionales en un momento lleno de incógnitas para su equipo. A sus 64 años, el entrenador español vive el momento crepuscular de una carrera llena de éxitos, pero con un importante doble reto por delante: llevar a su selección a la Eurocopa de 2016 para defender título y completar una renovación nada sencilla.

Del Bosque acumuló 77 victorias, ocho empates y 14 derrotas al frente de la selección en sus primeros 99 partidos. Se hará centenario mañana en el choque ante Bielorrusia, en el que su equipo debe conseguir los tres puntos para allanar su camino hacia la Eurocopa de Francia. Otra cosa sería sembrar nuevas dudas en torno a su equipo. «Era impensable (alcanzar los 100 partidos) cuando llegamos. Nadie lo había conseguido, aunque es verdad que antes había menos partidos.

Han sido siete años importantes en los que hemos tenido mucha suerte. Somos gente afortunada. No creí que esta etapa de mi vida fuera a ser tan larga y exitosa», reconoció en una entrevista publicada hoy por Marca.

Efectivamente, Del Bosque asumió el papel de seleccionador después de que España conquistara la Eurocopa de 2008 bajo el mando del ya fallecido Luis Aragonés, un entrenador que forjó un estilo reconocible en el equipo. Pero Del Bosque no sólo reforzó la idea futbolística de Aragonés, sino que añadió nuevos éxitos con las conquistas del Mundial en 2010 y una nueva Eurocopa en 2012. En esos años, no había selección más admirada en todo el mundo.

El seleccionador español supo sacar lo mejor de jugadores como Xavi Hernández, Iker Casillas, Andrés Iniesta, Sergio Ramos, Carles Puyol, Xabi Alonso, Sergio Busquets y muchos más. Sin embargo, el equipo fue sumando años y unos jugadores ya no están, mientras otros se acercan al ocaso en sus carreras. Del Bosque vivió su momento más amargo en el último Mundial de Brasil, cuando su equipo quedó eliminado en la primera fase.

Entonces, le llovieron las críticas y un amplio sector de la prensa y los hinchas pidió su dimisión. No lo contempló y afrontó el siguiente proyecto, su último al frente del equipo, con la idea de renovar la selección y volverla a convertir en ganadora. Lo que permanece ahora es la duda. Se intuye una selección con un futuro provechoso de la mano de futbolistas como David de Gea, Isco, Koke, Álvaro Morata y otros, pero el presente parece más difuso.

Así, España transita en la segunda posición de la clasificación para la Eurocopa 2016 a tres puntos de Eslovaquia y todavía tendrá que ganarse el derecho a defender título. Mientras, Del Bosque afronta con entereza las críticas, que no son pocas. «Hay que moverse en un mundo en el que todos tiene su opinión. Más en fútbol, que genera mucho debate y formas de entenderlo», explicó a Marca.

Del Bosque ya avisó de que está en su trayecto final al frente de la selección española. Poseedor de un pasado esplendoroso, su ilusión es procurar un nuevo y valioso presente para el equipo nacional. Tiene un año por delante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vicente del Bosque celebra su centenario al frente de la selección