Ángel Vales: «Entrenar al Real Madrid era un objetivo profesional de Benítez»

Su exayudante en el Liverpool cree que su caso debe servir de modelo a los técnicos que están empezando


La Voz / Redacción

Ángel Vales (A Coruña, 1967) pasó un par de temporadas al lado de Rafa Benítez en el Liverpool. Mientras el técnico entrenaba a los reds, el ahora analista de la selección española, se encargaba de estudiar al plantel propio y al rival e incluso dirigió al equipo reserva de los de Anfield.

-Ahora que lo de Benítez por el Real Madrid parece hecho, ¿le sorprende que sea él el elegido?

-¿Por qué? Yo me alegro por él, porque entrenar al Real Madrid es un objetivo profesional que tenía marcado en su carrera como entrenador. Allí dio sus primeros pasos como técnico en el fútbol base. Antes ya había tenido contactos para entrar en una terna de candidatos. Seguro que está contento.

-Conociendo el carácter del madrileño ¿Cree que mezclará bien con Florentino y la plantilla?

-Esa puede ser la pregunta del millón. Entrenar al Real Madrid es un desafío para cualquier entrenador. La exigencia es desmesurada; es un club insaciable. A cambio es una oportunidad porque pone a tu disposición todo tipo de recursos tecnológicos y una plantilla que quizá en ningún otro equipo se pueda tener.

-No ofrece una imagen de ser alguien fácil de llevar, y el vestuario blanco tampoco.

-En todo equipo hay una labor técnica: dirigir entrenamientos, diseñar el modelo de juego; y otra política, relacionada con la gestión del vestuario y la relación con los medios. Esto último en el Madrid es muy complicado. Lo será para Benítez igual que lo fue para Mourinho y seguro que también para Ancelotti, aunque no trascendiera del mismo modo.

-Menciona la disponibilidad de tecnología punta en el club blanco. Benítez tiene fama de saber exprimirla. ¿Es merecida?

-Hoy cualquier entrenador de alto nivel, en Primera o en Segunda, intenta explotar al máximo todos los recursos. Benítez fue un pionero, también debido a su formación en Ciencias del Deporte. Dio los primeros pasos, pero ahora cualquier técnico procura tener un análisis completo del rival a todos los niveles, y también de todos los parámetros de su equipo. Si no lo haces no compites en las mismas condiciones. Los factores de rendimiento ya tienen que estar optimizados, aunque Benítez fue de los que abrió camino en esto.

-¿Cree que su método puede haberse quedado obsoleto?

-En esta profesión todos sabemos que debes moverte al menos para lograr seguir en el mismo sitio, porque de lo contrario te quedas atrás. De eso es perfectamente consciente un entrenador del nivel de Rafa. Sabe que no puede estar de espaldas a los avances. Está siempre al tanto de las novedades y de su aplicación.

-Benítez sucederá en el cargo a Mourinho y Ancelotti, y no llega en su momento más brillante: viene de quedar quinto con el Nápoles ¿Estará a la altura?

-El currículo de Benítez es de primer nivel. Está entre los mejores. A partir de ahí es cuestión de la parte contratante, de un presidente que decide y cree conveniente apostar por él. El fichaje de Luis Enrique por el Barça también pudo sorprender en su momento y entonces no tenía los éxitos que ya tiene Benítez. Su caso demuestra claramente que, al igual que en política, en el fútbol también se puede. Se puede llegar a lo más alto como entrenador sin haber sido futbolista profesional de alto nivel y empezando desde muy abajo como técnico. Debería ser un estímulo poderoso para todos los entrenadores jóvenes que empiezan.

«Me parece un término medio entre Mourinho y Ancelotti»

Vales define a Benítez como «un entrenador inteligente».

-En el Madrid han saltado del talante de Mourinho al de Ancelotti. ¿Dónde se sitúa Benítez?

-Teniendo solo en cuenta la imagen que proyectan Mourinho y Ancelotti, Benítez me parece un término medio. Se formó al lado de Vicente del Bosque, así que también tiene la mano izquierda necesaria, además de una metodología propia. Manejarse en el vestuario de un gran equipo es difícil para cualquiera y exige amoldarse de inmediato al nuevo contexto. Luego, el día a día dirá. Es un desafío con mayúsculas.

-Deberá conciliar muchos egos.

-Todo entrenador, cuando entra en el vestuario por primera vez y se pone a charlar con los jugadores, tiene a los diez minutos un porcentaje de la plantilla al que ha enganchado, otro que duda y otro que no cree en él. Les pasa a todos. Benítez es un entrenador inteligente y con experiencia, acostumbrado a clubes grandes, aunque quizá no tanto como el Real Madrid. Luego dependerá de cómo encaja su modelo con los futbolistas y con el Bernabéu.

-Ahora que Benítez se va, en el Nápoles suena Emery. Él le cita a usted como referente de la época en la que se sacó el título. ¿Ya apuntaba maneras?

-Emery es demasiado generoso con eso. Tuvo muy buenos profesores en la escuela. Cuando era alumno ya se le veía alguien inquieto, al que no le preocupaba solo el título. Buscaba una formación lo más completa posible. Eso unido a su energía y a la experiencia da como resultado un entrenador de éxito como el que estamos viendo. Creo que está preparado para cualquier equipo de primer nivel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ángel Vales: «Entrenar al Real Madrid era un objetivo profesional de Benítez»