Cristiano Ronaldo iba a celebrar su hat trick al Espanyol mientras Messi decidía la Liga para el Barcelona

La Voz REDACCIÓN

DEPORTES

BENITO ORDOÑEZ

El portugués tuvo que ser corregido en público por Pepe para no quedar en evidencia tras el partido de Cornellá-El Prat

19 may 2015 . Actualizado a las 09:05 h.

La rivalidad entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo ha sido descrita con ríos de tinta a lo largo de los años en los que ambos han competido por títulos con Barcelona y Real Madrid. Partidarios de uno y de otro se han enzarzado en enconados debates, sustentados tanto en datos estadísticos como en sutilezas futbolísticas. Paece fuera de toda discusión, sin embargo, que la temporada de Messi, recuperando las mejores sensaciones de un jugador para la historia, le ha vuelto a situar en el olimpo del fútbol del que Cristiano le había apartado los dos últimos años. Pocas imágenes como las del pasado domingo para enconar posturas.

Mientras Messi decidía el título de Liga para el Barcelona con un gran gol al Atlético de Madrid, Cristiano se consolaba con un hat trick contra el Espanyol que le asentaba como máximo goleador en España y, posiblemente, ganador de la Bota de Oro europa al mejor realizador continental. El portugués, sin embargo, no podía ocultar su satisfacción por sus tres goles por mucho que ya sirvieran para poco más que para engordar sus estadísticas. Así, las cámaras de televisión captaron a Cristiano Ronaldo corriendo para llevarse el balón del partido (la tradición de todo anotador del hat trick) y con una sonrisa en la boca esperar a que todos se fueran a vestuarios para firmarlo. 

Fue ahí donde su compañero Pepe se acercó a Cristiano para enmendarle. Se intuye que el central avisó al delantero de que el Barcelona era campeón y sus goles habían servido para poco más que ganar al Espanyol. El gesto de Cristiano cambió de inmediato, con una mueca de ligero disgusto.