Visto para sentencia el expediente por las ofensas a un colegiado a través de las redes sociales

Futbolistas del Laracha, del Silva y del Unión Grove acudieron a prestar declaración ante la jueza instructora Carmen Carrillo


A Coruña / La Voz

La sede de A Coruña de la Federación Gallega de Fútbol albergó en la noche del jueves la declaración ante la jueza instructora de los trece futbolistas denunciados por el Comité Técnico Gallego de Árbitros por ofender supuestamente al colegiado Rubén Extremadura Hernández en las redes sociales.

Los jugadores del Laracha Dani Bea, Iago Iglesias, Antonio, Beto, Óscar la Magia Martínez, Brais, Rebolo, Miguel Taibo, Róber, Denis y Alexandre; el del Silva Michi Leal; y el del Unión Grove Víctor Giao acudieron a prestar declaración ante la jueza instructora Carmen Carrillo, quien efectuó tres preguntas muy concretas a cada futbolista con las que pretendía determinar si las cuentas de Twitter sujetas a investigación pertenecían a los acusados y si las palabras escritas en dichos muros iban referidas al árbitro vigués Rubén Extremadura Hernández.

Los once jugadores del Laracha intentaron defender que sus comentarios no pretendían ser ofensivos para el colegiado; mientras que Michi Leal y Giao argumentaron que sus palabras fueron sacadas de contexto, pues las realizaron en temporadas pasadas. En ningún momento se referían al polémico Laracha-As Pontes.

Visto para sentencia

Una vez atendido al derecho a la defensa de los jugadores acusados, la jueza estudiará ahora cada caso por separado y redactará una propuesta de sanción que deberá reafirmar el Juez de Competición en las próximas semanas. Por ello, en caso de que haya sanción, no se espera que esta pueda ser efectiva hasta dentro de diez días, como mínimo.

La letrada deberá estudiar tres posibles vías para cada futbolista. Que entienda que no se ha menoscabado el honor del árbitro y por tanto se archive el expediente; que considere que hay menosprecio; o que hay insulto. En el segundo supuesto, la Federación Española de Fútbol (a la que pertenece la Tercera División) estima una sanción de 2 a 3 partidos; pero si es insulto, la suspensión podría ir de 4 a 12 encuentros.

De cualquier modo, esta es la primera vez en la historia de la Federación Gallega de Fútbol en la que se ha abierto un expediente a jugadores por declaraciones en las redes sociales, en este caso Twitter.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Visto para sentencia el expediente por las ofensas a un colegiado a través de las redes sociales