Un bálsamo para recuperar la calma


madrid / colpisa

A pesar de que se ha especulado con la posibilidad de que los jugadores le hayan reclamado un cambio de sistema y sentar a uno de los delanteros para alinear a un centrocampista más, Carlo Ancelotti aprovechó su comparecencia previa al duelo de Champions ante el Schalke, un trámite camino de cuartos de final tras el 0-2 de Gelsenkirchen, para aclarar de forma implícita que no acepta injerencias y reiterar su «plena confianza» en Cristiano, Benzema y Gareth Bale. «Si están bien, claro que es innegociable su titularidad. Tengo total confianza en ellos. El nivel de juego del grupo no ayuda mucho a los delanteros», argumentó el técnico, antes de referirse a la sequía goleadora de Bale. «Si consideramos que hay que quitarle y poner a otro porque Gareth no está bien, entonces tendría que cambiar a todo el equipo».

La tripleta ofensiva se mantiene intocable a pesar de que los números han puesto en duda su inmunidad. Suman 15 goles en 14 partidos de 2015 y el caso del galés es especialmente alarmante porque atraviesa su peor racha goleadora como madridista. Lleva ocho partidos consecutivos sin ver puerta, y eso que los ha jugado completos.

Pese a la pérdida de confianza en un estilo y un dibujo que parecían imbatibles y condujeron al equipo blanco a un récord histórico de 22 triunfos consecutivos, Ancelotti garantizó que van a jugar igual. «No cambiamos nuestra identidad porque así hemos hecho nuestro mejor fútbol y marcado muchos goles», subrayó. Insistió en que el problema es que actúan con «demasiado toque». «No somos rápidos y no hay una buena combinación entre tiempo de desmarque y tiempo de pase». Así se lo explicó a sus futbolistas en una charla que tuvo lugar en el vestuario de San Mamés, tras la derrota del sábado ante el Athletic que puso el liderato en bandeja al Barça.

Una de las claves del atasco es el mal momento del alemán Toni Kroos, aparentemente fundido, aunque su entrenador asegura que no está cansado y no necesita parar. Ni siquiera el hecho de estar a una amarilla de perderse el primer asalto de cuartos, condiciona su titularidad. El ex del Bayern sufre como hombre ancla, pero argumenta que ha crecido al jugar más retrasado.

Los pésimos resultados coinciden con lesiones importantes como la de Modric, que regresa a la convocatoria cuatro meses después de romperse con la selección croata. No será titular pero jugará la última media hora. También ha entrado en la lista Khedira, pero no Sergio Ramos, quien volverá ante el Levante pensando en el Barça.

Los mineros se presentan sin esperanzas de clasificación y con la idea de disfrutar del partido en un escenario único. «No podemos lograr la proeza. Pensar en la clasificación no es realista», dijo el centrocampista Mex Meyer para frenar en seco la euforia generada por el 3-1 del sábado ante el Hoffenheim. Meyer fue la estrella, marcó dos goles y se perfila como sustituto del sancionado Kevin Prince Boateng. Esa victoria mejoró el estado de ánimo de un equipo deprimido tras caer ante el Real Madrid en el Veltins Arena y, sobre todo, la goleada (3-0) sufrida ante el Borussia Dortmund en el derbi de la cuenca del Ruhr.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Casillas, Varane, Pepe, Coentrao, Kroos, Lucas Silva, Isco, Bale, Benzema y Cristiano.

Schalke 04: Wellenreuther, Uchida, Höwedes, Matip, Nastasic, Fuchs, Neustädter, Barnetta, Meyer, Choupo-Moting y Huntelaar.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovaquia).

Estadio: Santiago Bernabéu (20.45 h., La 1).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un bálsamo para recuperar la calma