El Tribunal del Deporte expedienta a Escañuela por negarse a ser auditado

El presidente de la Federación de Tenis podría ser inhabilitado


redacción / la voz

A lo que se ve, a Cardenal le sigue sin temblar el pulso en la fiscalización de las distintas federaciones deportivas españolas, con independencia de las presiones que está recibiendo que, en el caso del fútbol, alcanzan niveles de alta tensión. El último ejemplo de como ha pisado el acelerador el secretario de estado para el Deporte es la Federación de Tenis. El CSD había pedido hace días al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) la apertura de expediente al presidente de la Federación de Tenis, José Luis Escañuela, por negarse a ser auditado. Según ha podido saber este periódico, el citado expediente ya ha sido abierto y el mismo podría acabar con la inhabilitación en el cargo del dirigente federativo.

Todo empezó cuando la empresa BDO Auditores, encargada de informar las cuentas de un buen número de federaciones, se encontró en el caso del tenis con algunos movimientos de dinero no justificados. Por esta razón se solicitó otra auditoría, en este caso sobre aspectos concretos. La anomalía detectada se refiere a unos seiscientos mil euros que fueron a parar al Observatorio del Tenis y a la Fundación y que Escañuela se ha negado a aclarar.

La Subdirección General de Inspección dio un ultimátum a la RFET ya en enero, después de que desde BDO se informara al CSD de que no se les facilitó la documentación requerida y necesaria para aclarar los citados movimientos de dinero.

Hay que recordar que la Ley del Deporte, en su artículo 36.2, en su apartado E, dice que las federaciones deportivas «deberán someterse anualmente a auditorías financieras, y en su caso de gestión, así como a informes de revisión limitada, sobre la totalidad de los gastos. Estas actuaciones podrán ser encargadas y sufragadas por el Consejo Superior de Deportes». Y que según el Real Decreto de Disciplina Deportiva, el incumplimiento de lo antedicho está tipificado como falta grave, que podría acarrear entre otros castigos el de «inhabilitación para ocupar cargos, de un mes a dos años», según recoge el artículo 25 del Real Decreto en su apartado F.

Lo anterior es válido para el caso de negarse a facilitar información a los auditores. Pero en el supuesto de que se demostrara que el uso del dinero del que Escañuela no quiere informar hubiera sido incorrecto, además de las responsabilidades patrimoniales, se expondría a la sanción de destitución del cargo si se acredita que incurrió en la infracción del artículo 15.C del Real Decreto de disciplina deportiva.

Cardenal

El presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, reiteró ayer que «el compromiso del CSD con la transparencia es total», en relación con el presunto desvío de fondos en el Osasuna. Pero igualmente, el secretario de Estado señaló que «gracias a la obligación que tienen las entidades de auditarse» se han conocido «las graves irregularidades acontecidas en casos tanto del fútbol profesional, como por ejemplo ha pasado con el Guadalajara o el Osasuna, como en el de las Federaciones, entre las que se podrían citar los casos de Bolos, Rugby o Tiro con Arco».

«Por eso mismo, no se puede consentir que nadie se oponga a la realización de esas auditorías, y de ahí que hayamos enviado el caso de la Federación de Tenis al TAD», manifestó Cardenal durante la inauguración de la sede de la Federación Española de Balonmano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Tribunal del Deporte expedienta a Escañuela por negarse a ser auditado