Grecia suspende indefinidamente la Liga de fútbol para combatir la violencia

El gobierno heleno ha tomado esta decisión tras los incidentes del pasado domingo entre Olympiakos y Panathinaikos

Agencias
Redacción

El ministro adjunto de Deportes, Stavros Kondonís, anunció este miércoles la suspensión indefinida de todos los partidos de fútbol de la liga griega para poner en marcha una serie de medidas encaminadas a acabar con la violencia en los estadios.

Kondonís afirmó que se suspenden los enfrentamientos de todos los campeonatos profesionales y semiprofesionales de primera, segunda y tercera división, después de que el pasado domingo se produjesen graves incidentes en el derbi que enfrentó al Panathinaikos y al Olympiakos.

Incidentes en el gran derbi griego El Panathinaikos-Olympiakos, sacudidos por los ultras del equipo verde

Las primeras medidas que propone Kondonís son la utilización de una entrada electrónica, que permite conocer la identidad del comprador y su ubicación en el estadio, la eliminación de las peñas de los clubes y la colocación de cámaras de seguridad en los campos.

El titular de Deportes anunció la suspensión tras reunirse con el presidente adjunto de la Federación de Fútbol Griega (EPO), Evángelos Topoliatis, y con los responsables de los campeonatos de primera y segunda división, Yorgos Borovilos y Spyros Kaloyanis, para comunicarles esta decisión y comentar con ellos el plazo que consideran necesario para aplicarlas estas medidas.

Previamente Kondonís recibió el visto bueno del primer ministro, Alexis Tsipras, quién respaldó la postura del ministro adjunto y le dio luz verde para paralizar el campeonato y poner en práctica de inmediato las medidas necesarias. Kondonís y Tsipras se entrevistaron brevemente poco antes de la reunión del grupo parlamentario de Syriza y, según apunta la prensa local, podrían reunirse de nuevo esta tarde.

La suspensión es indefinida, aunque los medios griegos señalan que podría extenderse entre dos y tres semanas. Desde que asumió el cargo, Kondonís había marcado como una de sus prioridades la lucha contra la violencia en los campos de fútbol.

Grecia avergüenza al fútbol

El partido, de máxima rivalidad, se vio alterado por graves incidentes, antes y durante el encuentro, incluido un botellazo sobre el suizo Pajtim Kasami y el lanzamiento de botellas y bengalas. Además, medio centenar de hinchas del Panathinaikos saltaron al césped a agredir al los jugadores del conjunto rival y a su técnico, teniendo que intervenir la policía. 

La rivalidad entre ambos equipos se trasladó a sus dirigentes. En una reunión celebrada en Grecia los presidentes de Olympiakos y Panathinaikos protagonizaron un altercado que obligó a interrumpir la juntanza que mantenían todos los clubes de la liga helena.

El propio presidente de la liga griega, Giorgos Borovilos confirmó el incidente y abogó después por resolver de manera pacífica los problemas del balompié heleno: «No hay razón para esconder que ha habido un incidente y que por esa razón se ha interrumpido la reunión. Tenemos muchos problemas a resolver en el campeonato griego, pero no de esta manera», concluyó.

El presidente del Panathinaikos, Giannis Alafouzos, no dudó en acusar a su homólogo de Olympiakos, Vangelis Marinakis de lanzarle una botella de agua, así como al guardaespaldas del mismo, quien según Giannis Alafouzos golpeó a su asistente provocándole una herida en el labio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Grecia suspende indefinidamente la Liga de fútbol para combatir la violencia