La pareja Mandzukic-Griezmann, 37 goles y mucho más para el Atlético de Madrid

Su entendimiento, asistencias y trabajo básico los ha convertido en los protagonistas de casi la mitad de los goles del conjunto rojiblanco

.

Madrid

El ataque del Atlético de Madrid formado por el croata Mario Mandzukic y el francés Antoine Griezmann ya suma 37 goles en esta temporada en partidos oficiales, en una aportación esencial al equipo más allá de esas cifras por sus asistencias, su entendimiento y su trabajo básico para el colectivo.

Tiene mucha pegada el conjunto rojiblanco, demostrada este sábado ante el Almería con la conexión entre ambos jugadores. Al penalti que significó el 1-0, transformado por Mandzukic, le siguieron dos acciones entre los dos futbolistas que generaron otros dos goles, con el croata como pasador y el francés como definidor en ambos.

Todo en dieciséis minutos, entre el 12 y el 28, para dirigir al Atlético a un triunfo reconfortante tras el duro golpe recibido en Vigo y para reintegrarle en la lucha por el campeonato con los dos como protagonistas indiscutibles del equipo en 2015, porque el nuevo año ha desatado la producción goleadora de Mandzukic y Griezmann, los dos en sus mejores registros de su carrera y autores de casi la mitad de los tantos de su equipo en esta temporada: 37 de 77.

«Nos dan lo primordial de todo, que son goles. Están los dos muy bien, en racha, y sobre todo son nuestros guías a la hora del trabajo en equipo de presión. Todo eso se nota. Cuando ellos están enchufados de cara al gol y al trabajo del equipo todos salimos beneficiados y en ese sentido los dos puntas que están jugando en estos momentos nos están aportando muchísimo», valora Miguel Ángel Moyá, portero del equipo rojiblanco, sobre sus dos compañeros.

Veinte tantos en 32 duelos acumula ya el ariete croata en esta campaña, seis en 2015, cuando el equipo ha encontrado la mejor versión del 9, con una participación elevada en el juego, partidos formidables, goles y asistencias. En Eibar marcó dos; en el derbi anotó uno y dio otro; y anoche logró uno y sirvió dos a Griezmann. Salvo en Vigo, ha batido la portería rival en sus otros tres encuentros más recientes, pero también ha concentrado tres de sus cuatro asistencias de gol en este curso y ha generado fútbol para su equipo desde su apertura a alguna banda y desde su visión de juego, remarcada con sus dos pases de gol del sábado al internacional galo.

Todo unido a su incansable esfuerzo, su espíritu combativo para recuperar la pelota, dar un paso atrás, asumir responsabilidad defensiva o lanzar la presión cuando el equipo lo requiere y a su enorme capacidad para despejar las acciones de estrategia en contra.

Diecisiete goles ha marcado, por su parte, Griezmann, que ha dado un salto sensacional en el Atlético. Ya es ese futbolista mucho más completo que quería el argentino Diego Simeone allá por noviembre, cuando el internacional francés apuraba ya su fase de adaptación hacia su explosión definitiva de los últimos dos meses y medio. Ocho de sus dianas tienen fecha de 2015. Terminó el 2014 con un triplete en San Mamés y su evolución goleadora sigue constante en el nuevo año, en el que le marcó dos goles al Levante (3-1), otros dos al Rayo (3-1), uno al Eibar (1-3) y uno al Real Madrid (4-0) hasta el 3-0 al Almería, su tercer doblete de la última docena de partidos, en la que añade tres de sus cuatro asistencias del curso.

«Se me viene en mente cuando me decían que no podía jugar de segundo delantero. Aparentemente, puede jugar de segundo delantero y lo hace muy bien, porque es un tipo inteligente, porque trabaja para el equipo, porque juega bien entre líneas, porque es punzante, porque estoy convencido de que en esa zona es mucho más determinante que cuando juega en el costado, porque en el costado está lejos del arco, más allá de que ha jugado siempre ahí... Pero ha trabajado», repasó Simeone al término del encuentro del sábado ante el Almería.

«El trabajo de Griezmann ha sido enorme sobre todo de la adaptación a un esfuerzo colectivo, como en su momento lo hicieron Diego Ribas, Arda, Adrián... jugadores de características diferentes. A mayor talento y más adaptación al trabajo, los que salimos ganando somos todos y sobre todo el equipo», recalcó.

De las ocho jornadas de Liga disputadas ya en 2015, sólo el argentino Lionel Messi (11), del Barcelona, ha sumado más goles en ese periodo que Griezmann (8) y Mandzukic (6), dos delanteros que encaran a tope, en racha, con la máxima ambición y su poder goleador un momento clave, en el que se definen los aspirantes a los títulos. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La pareja Mandzukic-Griezmann, 37 goles y mucho más para el Atlético de Madrid