La víctima del episodio racista en el metro de París exige un castigo para los agresores

«Me percaté de que me atacaban por el color de mi piel», dijo Souleymane, ciudaddano de 33 años que el martes sufrió una lamentable agresión por parte de radicales del Chelsea


El ciudadano negro francés que fue víctima de un acto racista por parte de aficionados del Chelsea en el metro de París antes del choque del martes por la Liga de Campeones exigió que se castigue a los responsables.

«Me di cuenta que eran seguidores del Chelsea y dije algo en relación con el partido de la noche», explicó el hombre identificado como Souleymane en declaraciones al diario francés Le Parisien de hoy.

«También me percaté de que me atacaban por el color de mi piel», añadió Souleymane, pese a que dijo no hablar «una palabra de inglés». El hombre, de 33 años y oriundo del barrio Val-d'Oise, en los suburbios de París, afirmó que los aficionados del Chelsea deberían ser «encontrados, castigados y encarcelados».

«Lo que ocurrió no puede quedar sin castigo», añadió Souleymane, que aseguró además haber perdido el teléfono móvil durante el incidente.

El martes, poco antes del partido de Champions entre el Paris Saint Germain (PSG) y el Chelsea, un grupo de aficionados del club inglés impidió a Souleymane subirse al metro y lo quitó a los empujones al grito de «somos racistas, somos racistas».

El incidente fue filmado por un británico residente en París y publicado por el diario «The Guardian». Tanto el Chelsea como el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, condenaron el hecho.

Souleymane dijo no haberse dado cuenta que estaba siendo filmado y aseguró que usará el material como evidencia para presentar una denuncia. «Esto me da coraje para ir a la policía. Voy a intentar ir mañana (por hoy) si tengo tiempo, porque trabajo. De cualquier modo, iré a las organizaciones antiracistas».

Según informan medios franceses, el hombre ya habría presentado hoy su denuncia ante la justicia.

El choque entre el PSG y el Chelsea, por la ida de los octavos de final, terminó con un empate 1-1.

Tres identificados por el club

El club inglés de fútbol del Chelsea anunció este jueves la suspensión temporal de acceso a su estadio de tres hinchas sospechosos de estar implicados en el incidente racista del martes en el metro de París, antes del partido contra el París Saint-Germain en la ida de octavos de la Liga de Campeones (1-1).

«Si se considera que hay pruebas suficientes sobre su implicación en el incidente, el club dictará una prohibición de por vida contra ellos», avisó el Chelsea en un comunicado, dos días después de que un video mostrara cómo hinchas del equipo londinense impidieron el acceso al metro a un hombre negro.

«Somos racistas, somos racistas y nos gusta», cantaron luego los hinchas de los Blues.

El club londinense fue ayudado por testigos para identificar a los culpables.

«Queremos dar las gracias a muchas aficionados por darnos informaciones», dijo el equipo.

«Continuamos también cooperando plenamente con las fuerzas policiales de París y Londres en su investigación criminal», añadió.

La presunta víctima del acto racista del metro de París presentó una denuncia, confirmó este jueves a la AFP una fuente judicial.

Los hechos, revelados en un video filmado por un viajero del metro y publicado el miércoles en la página web del diario británico The Guardian, han provocado una importante ola de indignación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La víctima del episodio racista en el metro de París exige un castigo para los agresores