Superbowl: Los Seahawks y los Patriots cumplen con las expectativas y se enfrentarán en la final

El equipo de Seattle tratará de reeditar el título ante el último equipo que lo consiguió el próximo 1 de febrero


Los Seahwaks de Seattle y los Patriots de New England serán los protagonistas el 1 de febrero de la XLIX edición de la Superbowl, la final del fútbol americano estadounidense, después de imponerse en sus respectivas finales de conferencia a los Packers de Green Bay y los Colts de Indianápolis y cumpliendo así con las expectativas previas.

En la final de la Conferencia Nacional, los Halcones Marinos, actuales campeones, tuvieron que sufrir para eliminar en su casa a los Packers, que perdieron en la prórroga por 28-22 un partido que tenían ganado, mientras que los Patriots volvieron a la gran final arrollando (45-7) a los Colts por el título de la Conferencia Americana.

En el CenturyLink Field, los Seahawks partían como claros favoritos ante los Packers de un tocado Aaron Rodgers y que ya habían perdido con claridad en la temporada regular en su visita al estadio de los defensores del trofeo Vince Lombardi.

Sin embargo, Green Bay salió muy concentrado, pero seguramente le faltó mayor ambición para haber asestado un golpe más duro a su rival, donde su quarterback, Russell Wilson, tuvo un mal día con hasta cuatro intercepciones.

Los visitantes se llegaron a situar con un atemorizante 0-16, tras dos field-goal y un touchdown de Randall Cobb, al término del segundo cuarto, pero en la reanudación los locales empezaron a funcionar y se metieron en el partido con el touchdown de Clint Gresham, aunque iniciado el último periodo, los Packers se pusieron 7-19 y muy cerca de viajar a Phoenix.

Pero los actuales campeones no se rindieron y remontó en los minutos finales con dos touchdowns en 44 segundos, uno de Russell Wilson y otro de Marshal Lynch, este segundo con el añadido de dos puntos extras para ponerse arriba 19-22. Green Bay salvó con otro field-goal el tiempo suplementario, pero ahí los de Pete Carroll no perdonaron encontrando por fin la conexión Wilson-Kearse que no había funcionado durante todo el encuentro.

Por su parte, menos problemas tuvieron los Patriots para clasificarse para la Superbowl, después de que hubiesen perdido la final de su conferencia en los dos últimos años. Liderados por el estelar Tom Brady, los de Boston apenas dieron opciones a Indianápolis Colts, que pareció conformarse con ser la sorpresa y que perdió por un contundente 45-7.

No hubo tanta emoción en el Gillette Stadium de Foxborough, donde los triple campeones se mostraron demoledores con un gran Brady, que tuvo en LeGarrette Blount, autor de tres touchdowns a su mejor socio para dejar sin opciones a un rival que sólo pudo anotar en el segundo cuarto.

De este modo, en Phoenix, el domingo 1 de febrero, el planeta se detendrá durante varias horas para ver el espectáculo que supone la Superbowl en la que se medirán por primera vez en la historia los Seahawks, que buscan ser el primer equipo en reeditar el anillo de campéon, precisamente algo que no sucede desde que lo lograsen los Patriots (2004 y 2005), que jugarán la gran final por octava vez, la sexta bajo el mando de Bill Belichik.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Superbowl: Los Seahawks y los Patriots cumplen con las expectativas y se enfrentarán en la final