El Real Madrid tiene cuatro jornadas propicias por delante para distanciarse de sus rivales

Mientras Barça y Atlético se desgastarán también con la Copa, el Real Madrid sólo jugará cinco partidos de Liga


«A nadie le gusta perder pero pensando en las dos grandes competiciones la eliminación copera ante el Atlético nos va a venir bien ». Como un cliché, los jugadores del Real Madrid, con Cristiano Ronaldo a la cabeza, emplean esa frase desde que el jueves pasado sucumbieron frente al Atlético y Carlo Ancelotti les reunió en el vestuario del Santiago Bernabéu para decirles que estaba orgulloso de ellos y mostrarles su convencimiento de que podrían conquistar en 2015 la Liga y la Champions.

«Estoy encantado con el equipo. Ahora tendremos tiempo para entrenar, recuperar bien y preparar otras competiciones», subrayó el técnico italiano en un discurso que repitió tras la victoria liguera del domingo al mediodía en Getafe y que también hizo suyo el francés Karim Benzema tras esa gran jugada y asistencia a Cristiano Ronaldo que descerrajó a los azulones y recordó a una acción mítica de Butragueño ante el Cádiz, aunque el Buitre la cerró con un golazo suyo tras driblar al portero casi sobre una baldosa junto a la línea de fondo.

Ciertamente, en las próximas cuatro semanas el calendario es favorable al Real Madrid porque está mucho más despejado y Ancelotti podría reafirmarse en su tesis de que las rotaciones no son necesarias. Mientras Barcelona y Atlético miden sus fuerzas en siete días de una eliminatoria copera que seguramente les dejará secuelas físicas y mentales y uno avanzará hasta semifinales, los campeones de invierno centran de momento sus fuerzas en la visita al Arcángel de Córdoba, el próximo sábado, en el comienzo de la segunda vuelta liguera. Ese mismo día, el Barça rinde visita al Elche y el Atlético recibe al Rayo en un miniderbi madrileño.

Hasta mediados de febrero, el Real Madrid sólo jugará cinco partidos de Liga. Además del que le mide al renacido grupo de Djukic, recibirá a la Real Sociedad, jugará el encuentro aplazado de la decimosexta jornada ante el Sevilla, también en el Bernabéu, se medirá al Atlético en el Calderón y jugará en Chamartín ante el Deportivo. Salvo la cita de El Manzanares, un horizonte propicio para que el Real Madrid pueda despegarse de sus perseguidores y volar.

Matiz para el derbi

Pero hay un matiz importante, relacionado con la dura visita a un Atlético del Cholo que se ha convertido en su «bestia negra» desde que cayó en la final de Champions en Lisboa. Ese choque se jugará el 7 de febrero y el Atlético podrá prepararlo toda la semana de forma concienzuda mientras que los merengues tendrán que verse las caras el miércoles anterior ante el correoso equipo hispalense de Unai Emery. Tras visitar el Martínez Valero, el Barça jugará la vuelta en el Calderón y en Liga recibirá al Villarreal, saldrá a San Mamés y se medirá en casa al Levante. Tras jugar contra el Rayo y eliminarse con los culés, al Atlético le esperan el Eibar y el Celta, a domicilio, y el Madrid en casa. Sólo días después del gran duelo madrileño tendrá lugar el primer asalto de semifinales de Copa, con Barça o Atlético todavía en liza.

Ancelotti se frota las manos, feliz de integrar, además, el Hall of Fame del fútbol italiano. El entrenador del Real Madrid recibió los honores este lunes en el Palacio Vecchio de Florencia, junto a Stefano Braschi y Giuseppe Marotta, director general de la Juventus, distinguidos como mejor arbitro y dirigente. Cannavaro y Maradona, los otros premiados, no aparecieron por la ciudad italiana. Según los organizadores del acto, la consecución de la décima Liga de Campeones es el principal motivo para el ingreso de Ancelotti en el salón de la fama. «He tenido una carrera muy afortunada, tanto de jugador como de entrenador. El Milan de Sacchi, luego como entrenador... He tenido mucha suerte. De todos los títulos me quedo con la Champions del Milan en Manchester contra la Juve», dijo el preparador de Reggiolo a la hora de hacer balance.

No siente envidia de no ganar el Balon de Oro y considera «muy merecido» el galardón obtenido por Joachim Löw, seleccionador alemán. Especial satisfacción le produjo poder celebrar 'in situ' el galardón recogido por Cristiano Ronaldo, el jugador «más eficaz» que ha conocido en su carrera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Real Madrid tiene cuatro jornadas propicias por delante para distanciarse de sus rivales