El Atlético elimina al Real Madrid gracias a un doblete de Fernando Torres

El conjunto colchonero eliminó al Real Madrid de la Copa del Rey gracias a la estelar actuación del delantero, autor de dos goles


La Voz

El Atlético de Madrid se clasificó para los cuartos de final tras empatar en el Santiago Bernabéu por 2-2 y haciendo buena la ventaja de 2-0 del partido de ida. Lejos de cábalas y previsiones previas, el conjunto colchonero dinamitó el encuentro con dos goles en el primer minuto de cada parte, ambos de Fernando Torres, que acabaron por congelar las ilusiones blancas.

Comenzó la tarde en el Bernabéu con el madridismo en estado de euforia, primero con el multitudinario recibimiento al equipo de Ancelotti en los aledaños del estadio, en la que miles de seguidores arroparon con cánticos y bengalas la llegada del equipo.

Y ya sobre el campo, en la previa del encuentro el Bernabéu se tiñó con cartulinas doradas en homenaje a su gran estrella, Cristiano Ronaldo, quien le brindó a su público el Balón de Oro logrado este pasado lunes en la gala de la FIFA. Kroos, James y Sergio Ramos también recibieron honores, por sus respectivos galardones en dicha gala.

Todo ese estado de optimismo y euforia efervescente del madridismo la destrozó el Atlético de Madrid en sesenta segundos de juego. Los que tardó el equipo del Cholo Simeone en armar una fantástica contra dirigida por Griezmann, quien se marchó de Pepe como si el portugués fuese un juvenil, y acabó poniendo un centro preciso a Fernando Torres, quien dentro del área definió de primeras, con clase, ante Keylor Navas, para dejar al Santiago Bernabéu en un catártico silencio, que solamente fue roto por el estruendo de las 1.000 gargantas rojiblancos que acompañaron a su equipo al coliseo blanco.

El gol obligaba a los de Ancelotti a acometer una heroica todavía mayor, obligado a marcar cuatro goles. Pese al gol colchonero, los blancos no variaron ni un ápice su planteamiento y se lanzaron en tromba sobre la meta de Oblak. El dominio del juego y la posesión fue total y absolutamente del Real Madrid, ante un Atlético que nunca quiso discutir dicho dominio, a sabiendas de que su papel desde entonces se limitaría a intentar frenar las acometidas blancas y dejar que los minutos y segundos fuesen cayendo a su favor.

El Real Madrid llevó el encuentro al límite, metiendo un ritmo altísimo al partido y presionando al Atlético en su propia área. Los del Cholo Simeone cedieron ante el empuje y acabaron defendiendo toda la primera parte debajo de su portería. Pese a ello, Oblak no tuvo que intervenir mucho, si acaso en dos remates, uno de Bale de cabeza y otro de Marcelo desde la frontal. Sí falló el guardameta del Atlético en el gol del Real Madrid. Una falta lateral lanzada por Kroos no supo despejarla Oblak, que se tropezó en su salida y permitió a Ramos cabecear a puerta vacía.

El gol espoleó más las ansias y esperanzas de remontada en Chamartín. El Madrid acumulaba llegadas al área de Oblak, mientras los rojiblancos, pertrechados sobre su portería defendían con pundonor y coraje cada acometida local. Un pundonor y coraje reflejada en la figura de Diego Godín, imperial durante todo el partido, ganando todos los duelos individuales y erigiéndose, un día más, en el referente defensivo de este Atlético y uno de los mejores centrales del mundo.

Tras el descanso y cuando, como antes del partido, la afición confiaba en que la remontada podía ser una realidad, de nuevo volvió a aparecer la figura de Fernando Torres, para helar el estado de ebullición en la que se encontraba el Santiago Bernabéu. Un error de Sergio Ramos en la salida de balón lo aprovechó el Atlético. Condujo Griezmann quien cedió para Torres en el momento preciso y, tras recortar a Pepe, batía a Keylor Navas, para poner el 1-2 y dibujar la sonrisa en los hinchas rojiblancos.

Esta vez sí, el Real Madrid acusó y mucho el golpe. La intensidad bajó, la animosidad del público menguó y pese a que el dominio del encuentro siguió siendo blanco, las emociones y la fe nunca fueron las mismas. Empató Cristiano de cabeza tras un centro de Bale desde la banda izquierda, no falló el portugués a su cita con el gol ante los rojiblancos, a los que ya ha anotado 15 goles en 19 partidos.

El Cholo decidió entonces meterle morfina al partido y retiró a Fernando Torres, en medio de una enorme pitada, y a Griezmann, para meter en el campo a Arda y Gabi. Los cambios dieron resultado y el Atlético dejó de sufrir. La intensidad del Real Madrid era cada vez menor y, con ello, las ocasiones y el desgaste colchonero. Los minutos pasaron sin mayores consecuencias ni ocasiónes, y el Atlético volvió a sonreír ante su acérrimo rival, una sonrisa dibujada por su mayor héroe, ídolo y capitán. Le estaban esperando.

Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Pepe (Varane, m.59), Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Isco, James (Jesé, m.72); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

2 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Koke, Mario Suárez, Tiago, Raúl García (Raúl Jiménez, m.81); Griezmann (Gabi, m.73) y Fernando Torres (Arda, m.57).

Goles: 0-1, m.1: Fernando Torres. 1-1, m.20: Ramos. 1-2, m.46: Fernando Torres. 2-2, m.54: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó a Ramos (56), Marcelo (83), Carvajal (86) e Isco (89) por el Real Madrid; y a Raúl García (28), Tiago (49) y Koke (84) por el Atlético de Madrid,

Incidencias: partido de vuelta de los octavos de final de Copa del Rey, disputado en el estadio Santiago Bernabéu, con la presencia de 84.500 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

El Atlético elimina al Real Madrid gracias a un doblete de Fernando Torres