El césped de A Malata sufre con el frío

En el partido frente al Lealtad su aspecto era el de una hierba quemada aunque en el club aseguran que está bien y que todo fue a causa de las heladas

Estado del campo en diciembre del 2000.
Estado del campo en diciembre del 2000.

FERROL / LA VOZ

El césped del campo de fútbol de A Malata tenía un aspecto amarillento en el partido disputado frente al Lealtad asturiano y daba la impresión de que la hierba estaba quemada, en mal estado. Sin embargo, desde el club aseguran que el campo está en perfecto estado: «Le acaban de hacer un taqueado, de los que la empresa de mantenimiento lleva a cabo en el campo dos o tres veces al año. Son huecos que posteriormente se rellenan de arena para mejorar el drenaje y de ahí el color amarillo -indica Antonio Aneiros- pero el campo está bien. Por otra parte, lo abonaron pero la helada de los últimos días no le ha venido bien. Seguro que en los próximos días se recuperará y ya presentará un mejor aspecto».

El campo de A Malata demostró en los últimos años que dispone de un drenaje que funciona a la perfección y que la gran inversión que se hizo en el campo en junio del 2001, obra a cargo del ingeniero José Manuel Calderón, valió la pena. En aquella ocasión se afrontó la gran reparación después de que el campo mostrara grandes deficiencias, incluso después cambiarle todo el césped con la colocación de tepes traídos desde Francia.

El césped nuevo apenas aguantó un mes ya que el campo no drenaba, el agua se acumulaba y convertía el campo en un auténtico barrizal, de ahí que se afrontara la gran obra del drenaje nuevo, en la que se trajo una grava especial desde un río de Segovia y además su subió el campo medio metro, ya que el drenaje nuevo se llevó a cabo encima del viejo.

La obra cumplirá en junio del 20015 los catorce años, aunque hasta ahora el campo aguantó perfectamente. De hecho, se estima que la vida útil del campo sin tocar el drenaje sea unos catorce o quince años más.

Cien mil euros

El Racing destina al campo de fútbol de A Malata cerca de cien mil euros. Una buena parte de esta cantidad se emplea en mantenimiento del césped. Cada día come más recursos ya que como dijo el consejero delegado, Chino Silveira, en la asamblea de accionistas, cada año se hace un poco más viejo. A Malata es del Concello de Ferrol aunque lo cedió al Racing por un euro al año de alquiler pero el Racing corre con los gastos de mantenimiento.

Marc Martínez debutó con el Somozas en el partido disputado en Mareo frente al Sporting B y lo hizo a un gran nivel, dejando patente su gran calidad. Míchel Alonso no dudó en darle la titularidad, aunque acaba de llegar, y lo cierto es que el catalán respondió a la confianza depositada por su entrador. La pena es que solo ha firmado hasta el final del temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El césped de A Malata sufre con el frío