El Mundialito, la guinda de un 2014 muy merengue

Rodrigo Errasti MARRAKECH / COLPISA

DEPORTES

El Madrid busca hoy el único título que falta en sus vitrinas

20 dic 2014 . Actualizado a las 10:14 h.

El Real Madrid busca esta noche (20.30 horas, Tele5) en Marruecos coronar un año de ensueño con el Mundial de clubes, un título que en su formato actual no ha podido añadir a las vitrinas del club ya que en su única participación rozó el ridículo en el año 2000 tras acabar cuarto. «Es una final y todo el equipo está preparado para jugarla. El equipo está bien, con confianza y con ganas de terminar bien el año. Algo positivo va a pasar», reconoció Carlo Ancelotti. El 2014 ha sido un año de récords, ya que a las 21 victorias consecutivas que lleva el equipo, superando el récord de Rijkaard con el Barcelona y camino del histórico del Coritiba, ha superado también al Barcelona de Pep Guardiola con 176 goles en un año natural, a una media de 2,86 goles por encuentro, y el registro de triunfos en un año con 50, por los 49 que lograron ese año en el equipo catalán Pep y Tito Vilanova. Enfrente tendrá a San Lorenzo de Almagro, el equipo argentino del que es aficionado el Papa Francisco.

«Soy cristiano y también creo, pero en este tipo de cosas no sé si influirá o no eso de las creencias. El Real Madrid es el equipo de Dios, de todo el mundo y por eso tenemos que seguir dando victorias a los aficionados. Todos los argentinos viven el fútbol de una manera muy bonita. Cada uno hace bien en defender lo suyo. Sea el Papa o no de San Lorenzo vamos a intentar llevarnos el título», dijo el central andaluz que se probó en el césped de las molestias sufridas ante Cruz Azul pero tras se tratado por su fisioterapeuta de confianza, el veterano Pedro Chueca, en principio será titular.

Ayuda divina y arbitral

Los azulgranas quisieron pasar de puntillas sobre el supuesto apoyo divino que tendrán para compensar que habrá 3500 madridistas en la final, representación de 40 penas y socios que van por su cuenta además de los apasionados fans locales que colapsaron el jueves La Avenida de Mohamed V, en pleno centro de la ciudad, para acudir a un acto en el que estaban Benzema, Kroos, Bale e Illarra. «No creo que el Papa nos pueda ayudar, está demasiado ocupado para ponerse a pensar en un partido de fútbol», dijo Edgardo Bauza, que no olvida que hay unos 10.000 cuervos estos días en Marrakech