«Nando fue un jugador increíble»

«Tras perder el patrocinio de Endesa, el club sobrevive gracias a la ayuda del Concello», explica


ferrol / la voz

José Antonio Pena Corral es historia viva del club de fútbol As Pontes, entidad a la que llegó en el año 1986 porque uno de sus hijos quiso ser futbolista. Su intención no era otra que la de echar una mano pero se implicó de llenó y se quedó. Ha vivido los mejores y peores momentos de una institución con una gran historia detrás. Ha visto pasar a cientos de futbolistas, un buen número de entrenadores e incluso a varios presidentes. Asegura que Tino Parajón fue una persona excepcional y no encuentra otra forma de definirlo que no sea «Alguien especial, lo notaba cualquiera que estuviera a su lado». De los jugadores se queda con Nando: «No he visto otro como él, hizo historia con este club. Qué calidad tenía lanzando faltas, ¡increíble!».

-¿Cuántos años lleva como delegado del primer equipo?

-Desde 1988, aunque entré en el club dos años antes. Llegué a raíz de que mi hijo Fran comenzó a jugar al fútbol en el equipo de alevines. Yo iba a ver todos los partidos y me ofrecieron ser el delegado de alevines y así empezó todo. En el año 1988 Abel, que era el delegado del primer equipo, se fue a trabajar a Cataluña y yo ya me hice cargo de la primera plantilla.

-¿Cómo era el club?

-Éramos el Endesa y competíamos en Segunda B. Era un lujo estar en aquella categoría, sobre todo después de haber bajado hasta Preferente. Recuerdo que José López era el entrenador y Tino Parajón, el presidente.

-¿Y los jugadores?

-Había gente de mucha calidad. Recuerdo a Pereira, Quique, Ramón, Alfonso, Guzmán, Taboada, Jaime, Andrés y Nando, que era un lujo tener a un jugador como él.

-¿Nando fue el mejor jugador que pasó por el As Pontes en todos estos años?

-La verdad es que sí. Pasaron jugadores de mucha calidad pero Nando era algo excepcional. Era infalible lanzando faltas al borde del área, metía siete de diez intentos. Era zurdo y tenía un guante en el pie. Él único jugador que se le parece en Bossa, aunque con algo menos de calidad que Nando, aunque es una forma de hablar ya que los futbolistas no se pueden comparar. También fue muy bueno Arturo, un delantero centro que iba ya cuesta abajo pero que en el As Pontes hizo una campaña excepcional ya que hizo 24 goles en Segunda B.

-El As Pontes trabaja con acierto en la cantera, ahí están los títulos en la base. ¿Por qué llegan tan pocos al primer equipo?

-Deportivo, Lugo o Racing siempre se han llevado a nuestros mejores jugadores, ahora incluso se los llevan ya de prebenjamines, alevines o infantiles. Ahí están Rochela, Carballeira, Quique Fornos, Cañizares, etcétera. Por otra parte, pasar de juveniles en la liga gallega a la Segunda B tampoco resulta fácil. Durante mucho tiempo nos faltó un equipo intermedio.

-¿De toda la gente con la que se cruzó, Tino Parajón fue el mejor presidente?

-Tino Parajón fue una persona excepcional. La gente todavía me pregunta por él. La pasada semana, que jugamos frente al Alondras, todavía Luis, el presidente del club de Cangas, me hablaba de él, ya que había estado con Tino en la asociación de clubes. Fue una persona especial, tenía un don.

-¿Qué momento feliz recordaría?

-La fase de ascenso a la Segunda A fue algo histórico, extraordinario, al igual que el ascenso de los juveniles a la División de Honor.

-¿Y los entrenadores?

-Nadie me marcó, todos han sido más o menos iguales y no sería justo destacar a alguno de ellos, con ninguno de ellos tuve un problema.

-¿Muchas manías?

-Sin duda. Recuerdo que Jose López si ganaba un partido la ropa que utilizaba en ese partido se la volvía a poner domingo tras domingo hasta que perdía. Rodríguez Vaz no quería que los jugadores comieran pan en la comida; para Noval no era bueno que un jugador tomara un vasito de vino en la comida.

-¿Qué le parece Manolo García?

-Un gran entrenador, sabe lo que quiere y cómo hacerlo. Es un técnico honrado y trabajador, lo que pasa es que en el fútbol hay que tener suerte. Cuando se hizo cargo del As Pontes el equipo estaba para descender y no solo evitó el descenso sino que lo llevó a pelear con los mejores de Tercera. Había gente que decía que le faltaba carácter, sin embargo, yo, que lo conozco bien, digo que tiene un gran carácter, sabe llevar a los jugadores. Además tiene su genio y si hay que meter mano lo hace. Ojalá que tenga suerte en el Racing, tanto el Racing como él se merece que les vaya bien en este proyecto.

-¿Fue duro la marcha del patrocinio de Endesa?

-Durísimo. Pasamos de estar arropados al 99% a quedarnos casi sin nada. Menos mal que ahora tenemos el apoyo del Concello de As Pontes, sin ellos estaríamos como mucho en Primera Autonómica. No solo casi desaparecería el primer equipo sino los trece equipos de base. Además tenemos a un gran presidente, Xaime Castro, que tiene los pies en el suelo.

-¿Y los aficionados?

-Muy pocos y yo sé en donde se sientan todos y cada uno de ellos, ya que siempre van los mismos al campo.

«Deportivo, Lugo

o Racing se llevan

a los mejores canteranos»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

«Nando fue un jugador increíble»