Vidorreta: «Todos los rivales directos han perdido en Sar»

alberto gonzález SANTIAGO / LA VOZ

DEPORTES

<span lang= es-es >Alumnos del IES Fermín Bouza de Vilagarcía, en Sar</span>. Cursan el ciclo formativo de técnico deportivo en baloncesto y ayer presenciaron como trabaja el cuerpo técnico del conjunto compostelano.
Alumnos del IES Fermín Bouza de Vilagarcía, en Sar. Cursan el ciclo formativo de técnico deportivo en baloncesto y ayer presenciaron como trabaja el cuerpo técnico del conjunto compostelano.

13 dic 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

La recuperación de Maxi Kleber y Pavel Pumprla en el Obradoiro para recibir al Estudiantes en el pabellón Fontes do Sar (hoy, 20 horas) abre un abanico mayor de opciones para lograr la sexta victoria de la temporada y mantener viva la ilusión de la Copa. Pero, sobre todo, para marcar las distancias con un rival directo en la idea de lograr la permanencia en ACB.

Los madrileños recuperan a Stefan Bircevic apartado 7 semanas de la canchas por una fractura por estrés en el peroné derecho. El pívot serbio, subcampeón del mundo, estará en Sar aunque «otra cosa es si tendrá el ritmo suficiente para poder jugar minutos», apuntó su técnico, Txus Vidorreta, que valoró al Obradoiro como «un equipo con buenos jugadores a nivel físico, sobre todo en las posiciones interiores, con Kleber, Triguero y Nankivil». Destacó la importancia de Corbacho que «en el último partido tiró 15 triples; Waczynski es un gran anotador; y la intensidad de Pumprla y los bases Rafa Luz y Pepe Pozas, que están a un buen nivel, especialmente Pozas que está tirando muy bien desde la línea de tres puntos».

La victoria ante el Real Madrid (89-84) reforzó la confianza del Estudiantes, que quiere consolidar en Santiago «la intensidad, la energía, el esfuerzo y el trabajo en equipo que llevamos desarrollando desde la debacle contra el Sevilla (65-82). Para dar valor de verdad a la victoria contra el Real Madrid debemos hacer un gran partido y competir por la victoria hasta el último instante», señaló Vidorreta.