El Real Madrid de Ancelotti busca su techo

El equipo blanco avanza a ritmo de récords, pero falta por ver si aguantará este ritmo hasta abril, cuando se jueguen los títulos


Pleno de triunfos en la Liga de Campeones, 19 victorias consecutivas, 76 goles marcados durante la temporada y líder sólido en la Liga española: son los datos de un Real Madrid que busca su techo.

El equipo de Carlo Ancelotti< se convirtió en una máquina de golear amparado en su excepcional momento de forma. En noches sin brillo, como la del martes ante el Ludogorets en la Champions, es capaz de golear 4-0 sin sudar y ahora apunta al récord mundial de 24 triunfos seguidos que fijó el Coritiba brasileño en el 2011.

El Real Madrid ya hizo sus cuentas para batir la marca del equipo brasileño. Para eso necesita seis triunfos más ante los siguientes rivales: Almería en la Liga española, sus dos contrarios en el Mundial de clubes en caso de llegar a la final, Valencia de nuevo en el torneo nacional, Atlético de Madrid en la Copa del rey y Espanyol en otra jornada de la Liga española. No es sencillo el camino, especialmente en enero, cuando se reanude la temporada en España tras el parón de las Navidades. «El récord es para estar contentos y celebrarlo. Tenemos ganas de seguir mejorando y ganando, pero al final lo que cuenta son los títulos», analizó el centrocampista Isco tras la goleada ante el Ludogorets.

El Real Madrid vive buenos tiempos agarrado a la templanza de Ancelotti, el entrenador que enterró la etapa de José Mourinho y aquellos meses finales en los que la entidad vivió de terremoto en terremoto, intentando apagar los numerosos incendios en el vestuario.

El italiano ni siquiera se inmutó cuando antes de empezar la temporada se marcharon Ángel Di María y Xabi Alonso, piezas básicas en los éxitos de la pasada temporada con las conquistas de la Liga de Campeones y la Copa del rey. Buscó soluciones sin alzar la voz. Agarrado a un nuevo ideario, el cuidado del balón, Ancelotti sumó talento en la medular y encontró argumentos originales para alcanzar su adorado «equilibrio», obligando a jugadores como Isco o James a esforzarse en defensa. Y en partidos como el de martes hasta se permitió el lujo de juntar a cuatro delanteros: Cristiano Ronaldo, Chicharito Hernández, Gareth Bale y Jesé.

Pero el italiano también cuenta con la red de seguridad de un club inflado de dinero. Se lesionaron los volantes Luka Modric, James Rodríguez y Sami Khedira, y la entidad le abrió la caja fuerte para fichar. La prensa española especula con la posibilidad de contratar en enero a algún jugador y suenan el brasileño Lucas Silva y el alemán Christoph Kramer.

Qué lejos queda aquel 13 de septiembre, cuando el Real Madrid sumó su segunda derrota consecutiva en la Liga española al caer 2-1 en casa ante el Atlético de Madrid. «Tras perder ante el Atletico no podía imaginar que el equipo, después de la derrota, iba a ganar 19 partidos seguidos», reconoció Ancelotti.

Ahora la cuestión, como sugirió Isco, es ver si el Real Madrid puede sostener este ritmo hasta abril, cuando se empieza a definir qué equipos optan a los títulos. Por lo pronto, surge la duda sobre el aspecto físico, la acumulación de minutos de los jugadores más castigados y el efecto de las lesiones. Pero Ancelotti no parece encontrar motivos para la preocupación: «Los jugadores tienen una seriedad extraordinaria y una profesionalidad increíble».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Real Madrid de Ancelotti busca su techo