Pau y Marc Gasol recuerdan con su clase la memoria de Fernando Martín

Efe

DEPORTES

Actuación brillante y de líder del mayor de los Gasol

04 dic 2014 . Actualizado a las 09:28 h.

Una jornada más, los hermanos Pau y Marc Gasol volvieron a estar presentes con su aportación, y su clase y protagonismo fue el mejor homenaje que pudo tener la memoria de Fernando Martín, el primer jugador español que llegó a la NBA, en el vigésimo quinto aniversario de su muerte.

Mientras que Pau Gasol, sin apenas descanso, tuvo que viajar a Charlotte, con los Bulls de Chicago, su hermano Marc llegó con los Grizzlies de Memphis a Houston, la ciudad donde irónicamente, Martín jugó su último partido como profesional.

Fue el 30 de abril de 1987 en el cuarto partido de la eliminatoria de primera ronda de los playoffs que disputaron el equipo local de los Rockets contra los Trail Blazers de Portland, al que pertenecía el jugador español.

El escenario no fue el Toyota Center, sino el antiguo Summit, de Houston, hoy convertido en un centro de oración de una las iglesias cristianas mas influyentes que hay en la ciudad tejana.

Allí, Martín salió solo un minuto e hizo un tiro a canasta que falló, mientras que los Trail Blazers perdían el partido por 113-101 y también quedaban eliminados 3-1 en la serie al mejor de cinco.

El resultado y el minuto que jugó Martín era lo de menos, lo importante es que había sido también el primer español en disputar la fase final en la NBA y como declaró Marc Gasol a la Agencia EFE antes que saltase al campo para enfrentarse a los Rockets: «Fernando Martín nos abrió las puertas a lo impensable y Pau Gasol triunfó».

Brillante actuación de Pau Gasol

Las palabras de Marc fueron más tarde corroboradas con otra actuación brillante y de líder que tuvo su hermano Pau Gasol que volvió a estar presente en el juego individual y de equipo de los Bulls, a los que les izo olvidar la derrota sufrida la noche anterior, en doble prórroga, ante los Mavericks de Dallas y se reencontraron de nuevo con el triunfo al ganar de visitantes por 95-102 a los Hornets de Charlotte.

Sin apenas descanso y con la frustración de haberse dejado arrebatar en los últimos segundos un triunfo que tenían asegurado frente a los Mavericks, que al final perdieron 129-132, Gasol mostró su clase y experiencia al conseguir de nuevo un doble-doble y ser el líder del equipo, que confirmó que sabe ganar mejor fuera que dentro de su campo, el United Center.