Carlos Mouriño estrena su mayoría accionarial en una junta de trámite

Superávit, reducción de la deuda y situación deportiva, avales del presidente

El presidente Carlos Mouriño durante un momento de la junta general de accionistas del año pasado.
El presidente Carlos Mouriño durante un momento de la junta general de accionistas del año pasado.

vigo / la voz

Carlos Mouriño afronta esta tarde (19 horas) en el Centro Social Afundación de Vigo su primera junta general de accionistas del Celta con la mayoría absoluta de las acciones en su poder. Aunque el cónclave sería igual un paseo militar con el 26 % de las títulos que tenía con anterioridad. La bonanza económica y el momento deportivo están de su parte.

LAS ACCIONES

El momento de explicar su 51,2 % del accionariado

Aunque no está en el orden del día y Carlos Mouriño no está obligado a hacerlo, la junta general aparece como el escenario ideal para que el presidente explique a los accionistas el movimiento realizado para hacerse con el 24 % de títulos que tenía Abanca, hace un año el segundo máximo accionista del club. Mouriño compró los 91.666 títulos de la entidad como parte de un acuerdo para pagar un crédito pendiente de 3,1 millones, ya que la entidad crediticia estaba muy interesada en deshacerse de sus títulos. Según ha trascendido, Mouriño pagó 5,5 millones de euros, a razón de 60 euros por acción. En estos momentos el presidente tiene el 51,2 % y el segundo accionista es Play International BV, la empresa de representación de Diego Placente, con el 8,8 %.

CUENTAS

Un superávit de 5,2 millones del curso pasado

Salvo en la temporada del ascenso, el Celta ha dado saldo positivo en los balances anuales del último lustro. En esta ocasión el club declarará ante los accionista un beneficio después de impuestos de 5,2 millones. El club generó una cifra de negocios de 31,1 millones de euros en la temporada 13/14, con los 21,8 de televisión como principal ingreso frente a los 11 millones destinados a sueldo de jugadores como gasto más relevante, a los que hay que añadir otros 3,5 para el resto del personal, epígrafe en donde está encuadrado el cuerpo técnico de Luis Enrique. El club ingresó la temporada pasada cuatro millones por comercialización y publicidad y 3,6 en socios y abonados y pagó 1,3 en indemnizaciones por la rescisión de jugadores.

DEUDA GLOBAL

El club debe 8,8 millones

Es una de las cifras a verificar en la junta general, pero los números que han trascendido indican que al Celta le restan por pagar 8,8 millones de la deuda concursal y que está previsto liquidarla en dos años a razón de 4,5 millones por temporada siempre que no se produzca alguna venta, circunstancia que no está prevista en el plan del club pero que no se puede descartar, especialmente si Nolito es capaz de mantener el nivel de principio de temporada.

PRESUPUESto

Se reduce a 30,3 millones con una previsión de 3,6 de superávit

El presupuesto de la temporada 14/15 sigue una línea continuista, estimando la cifra de negocio en 30,3 millones de euros, casi un millón por debajo de lo conseguido en el ejercicio anterior. Contempla una merma de 180.000 euros en los ingresos televisivos, 200.000 en ingresos por abonados y 300 en ventas en tienda. Desde el club piensan que el tirón de Adidas será menor que con respecto al primer año. Los salarios de los jugadores, con 12 millones presupuestados será el principal gasto. Los gastos de explotación consumirán 6,5.

PARTE DEPORTIVA

El informe de Torrecilla

La dirección deportiva comparece como todos los años para hacer balance, con el primer equipo viviendo una nueva primavera y con el filial como punto negro, de hecho fue rescatado de Tercera comprando la plaza del desaparecido Ourense. Miguel Torrecilla vive su momento más plácido desde su llegada a la entidad.

TEMAS PENDIENTES

La ciudad deportiva, la reforma de Balaídos y la sede

No forman parte del orden del día, pero sí de la actualidad del equipo vigués. Un año después de mostrar Mouriño su confianza en avanzar en la construcción de la Ciudad Deportiva, el proyecto parece del todo parado, la opción de cambiar de sede por la vía rápida se ha enquistado con la votación del Mercantil y la reforma de Balaídos es la única que avanza, pero en una fase incipiente y lejos de la proyecto final. También podría saltar a la palestra la venta de acciones de Fernando Sales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Carlos Mouriño estrena su mayoría accionarial en una junta de trámite