Audi Norris: «El auténtico cuatro o cinco se ha perdido en el baloncesto actual»

Una de las leyendas de la ACB visita Sar esta tarde en el banquillo sevillano

En la foto, Audi Norris, que esta tarde visitará el Multiusos de Sar.
En la foto, Audi Norris, que esta tarde visitará el Multiusos de Sar.

Santiago / La Voz

Audi Norris es a la ACB lo que leyendas como Magic Johnson, Larry Byrd o Michael Jordan a la NBA. Apodado Atomic Dog, se ganó a pulso su fama impartiendo magisterio cerca del aro, como en la canción de Estopa, «partiendo la pana, repartiendo leña», con torería. Esta tarde será el centro de muchas de las miradas en el Multiusos de Sar, en el banquillo del Sevilla.

-Es usted un referente del Barça con predicamento en el madridismo. ¿Cómo lo consigue?

-No sé. No he hecho nada especial al respecto. Cuando jugaba, lo hacía a tope. Creo que la gente aprecia mucho este tipo de jugadores. Yo era así. Siempre quería dar el cien por cien en la cancha, ganar para mi equipo, luchar fuerte, cualquiera que fuera el rival. La gente valora el trabajo y mi trabajo era duro, recio.

-¿Diría que la rivalidad con Fernando Martín, en su época, era como la de Messi y Ronaldo hoy, pero con mejor «feeling»?

-Creo que durante aquella época, en los ochenta y noventa, era el rival más grande. No se puede decir que fuésemos amigos, pero había mucho respecto entre nosotros fuera de la pista. En la cancha no había tregua.

-¿Ha cambiado mucho el baloncesto?

-Sí. En mi época había más cuatros y cincos que jugaban de espaldas al aro. El arbitraje también ha cambiado. Antes se permitían más contactos. A los aficionados les gustaba más aquella lucha bajo el aro, era más divertido. La gente siempre me dice que echa de menos aquel baloncesto. Los cuatros antes no salían tanto. El juego desde la línea de tiro libre hacia el aro era muy duro, muy bruto. No solo contra el Madrid.

-Ciertamente, hoy un cuatro que no tenga buena mano parece que no es un cuatro.

-No es culpa de los jugadores. Se buscan la vida, y es lo que se les pide. Es un cambio de filosofía. Los entrenadores y los sistemas han cambiado. El auténtico cuatro o cinco se ha perdido en el baloncesto actual, desde mi punto de vista.

-Uno de los últimos se retiró en Sar, Hopkins.

-¡Hopkins! claro que sí. Pero era de otra época, cerca de la mía. Era un referente en su posición. Como yo, Lavodrama, Larry Micheaux... Había varios muy buenos en esta posición. Hoy en día ha cambiado. Hoy los pívots tienen que salir más.

-¿Hay alguno que le recuerde el baloncesto que usted desplegaba?

-Hoy día.... No hay. No juegan así. Yo era especialista en el juego cerca del aro, los ganchos, los mates, los reversos, pases del poste bajo.... El estilo ha cambiado. Quizás Felipe Reyes, pero no me vienen más nombres a la mente. Es el más parecido a lo que había en los ochenta...

-Poco que ver con uno de los grandes talentos de su equipo, Porzingis

-Porzingis es un prototipo del baloncesto actual, un 2,15 con muy buena mano. Su juego es más de cara que de espalda, pero está mejorando este tipo de situación. No es un cinco, es más un cuatro que puede tirar de tres. Balvin y Hernangómez también están aprendiendo, cambiando su mentalidad para jugar más cerca del aro, mejorar sus movimientos. Estamos cogiendo movimientos específicos cerca del aro para ellos. Pero es un proceso lento, que requiere tiempo.

-El miércoles jugaron en Bélgica. ¿Cómo se prepara en esas circunstancias el partido del Obradoiro?

-Con muy poco tiempo. El jueves llegamos a Sevilla tras un viaje muy largo, al día siguiente toca otra vez viaje, a Santiago. Hay muy poco tiempo para entrenar y preparar el partido. Hubo que ver muchos vídeos y preparar algunas cosas el viernes. Pero hay que estar preparados. Es nuestro trabajo.

-¿Cómo ve al Obradoiro?

-Estamos analizando varios vídeos. Y también jugamos en Portugal en pretemporada, sin Corbacho. Ellos tienen muy buenos tiradores de fuera, hay que defender su perímetro. Tenemos que aprovechar nuestro juego interior y de poste bajo, jugar con paciencia y salir muy duros atrás. Hemos mejorado en defensa.

-¿El Sevilla es un equipo con un gran margen de mejora?

-Sí. Somos un equipo muy joven que tiene que luchar cada día contra rivales con mucha más experiencia. Entre los titulares hay jugadores de 19 o 20 años, tres que suelen salir en el cinco inicial. Es una responsabilidad grande para ellos. Son chicos que están trabajando muy duro. Y la Liga Endesa es muy dura, con muy buenos equipos. .

-Al frente del club está un fondo de inversión. Es una experiencia distinta en la ACB.

-Es un proyecto nuevo, todavía estamos buscando nuestra identidad en esta Liga. Los jóvenes son una parte del proyecto, pensando en el futuro. De momento, estamos en esta línea, trabajando duro.

-¿A qué jugador del Obradoiro se llevaría a Sevilla?

-(Risas y muletilla para ganar tiempo). Ahh.. Corbacho. Es el mejor triplista de la Liga Endesa. Tiene muy buena mano.

-No ha empezado tan bien como en temporadas anteriores.

-Es la vida de un tirador. Pero en cuanto entren una o dos, su racha cambiará. Espero que no sea este fin de semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Audi Norris: «El auténtico cuatro o cinco se ha perdido en el baloncesto actual»