Alejandro Blanco: «Quiero adecuar el deporte a la realidad española»

El presidente del COE cree que en muchos casos permanece un modelo que proviene de la época franquista


El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, ha abogado este viernes por adecuar a la realidad actual el deporte español, en cuyas estructuras, opina, en muchos casos permanece un modelo que proviene de la época franquista y su adaptación propiciaría su adelgazamiento.

Este es uno de los mensajes que ha lanzado el presidente del COE durante un desayuno organizado en Logroño por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

Blanco ha pronunciado una ponencia sobre la situación del deporte español, que pasa por un momento de «contradicción» entre los buenos resultados logrados por equipos y deportistas individuales y entre la bajada de la inversión pública y privada, que es «la menor de la historia», ha lamentado.

Como ejemplo ha puesto el Programa ADO, cuyas becas son «fundamentales» para el 97 por ciento de los deportistas y que contará con una dotación global entre 2012 y 2016 que es la mitad de la que tuvo para el periodo 2004-2008.

En esta misma línea ha defendido «un modelo de deporte diferente» ya que «el que hay ahora, en parte, viene de la época franquista» y en los últimos años «muchos países han cambiado el suyo» hacia uno en el que «el Gobierno legisla, hace una aportación y el deporte pasa a depender del Comité Olímpico al que se permite recaudar dinero», ha explicado.

«Algunos me atacan cuando propongo esto y dicen que pretendo ser secretario de Estado para el Deporte, pero lo que quiero, y nadie me hace caso, es adecuar deporte a la realidad española y a la de otros países, algo que adelgazaría estructuras», ha asegurado.

El Programa ADO ha supuesto, ha dicho, «una fórmula de ensamblar lo público y lo privado» y ha reportado, solo en los últimos tres periodos olímpicos, 63 millones de euros (2004-2008), 51 millones (2008-2012) y 32 (2012-2016).

Sin las becas ADO que reciben muchos competidores, sus buenos resultados «serían impensables», ha dicho Blanco, quien, sin embargo ha aludido a otro efecto importante de esas ayudas, el de la planificación que pueden realizar los deportistas.

Y la reducción presupuestaria va a hacer que lleguen «justos» a los Juegos de Río de Janeiro, en 2016, y «costará más» de cara a los de Tokio en 2020, porque «se ha recortado mucho en planificación», ha afirmado.

Ya en la actualidad «muchos clubes, federaciones regionales y familias ayudan a que algunos deportistas puedan representar a España» y «en buena medida», ha destacado, «por eso mantenemos los resultados».

En el turno de preguntas de los asistentes, Blanco ha defendido la gestión del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, que es «un gran dirigente» y «mientras su colectivo le elija, si creemos en la democracia, hay que respetarlo».

Preguntado por los motivos por los que no prosperó la candidatura olímpica de Madrid ha considerado que la elección se produjo en «un momento de rechazo a la zona euro» y «la peor imagen de España».

Sin embargo, «Madrid era la candidatura más valorada y no hay una explicación lógica de lo que pasó», aunque ha admitido que mientras que Madrid dispuso de 700.000 euros en la visita de la comisión evaluadora, Tokio contó con 6 millones de euros y Estambul, cinco.

«Hicimos lo máximo que se podía hacer con lo que teníamos», ha asegurado Blanco, quien ha afirmado que el Comité Olímpico Internacional publicará próximamente un informe sobre «el futuro de los Juegos» y «su planteamiento es el mismo que tenía Madrid».

Así, se apuesta por «no invertir miles de millones, no adaptar una ciudad a los Juegos e ir a un país con un nivel alto social, económico y de infraestructuras, además de instalaciones deportivas ya construidas» ya que «de lo contrario, solo China, Rusia o los países árabes podrán organizar grandes eventos».

Madrid debería presentar otra vez su candidatura «cuanto el proyecto esté definido por completo y la sociedad lo entienda y lo apoye», ha asegurado el presidente del COE.

También ha asegurado que el dopaje «no es una lacra» del deporte español, «que demuestra su limpieza con sus éxitos internacionales» pero «se cometió un error de libro y de calibre mundial, que fue la Operación Puerto y se sigue arrastrando» porque «al dopaje se le gana con inversión en investigación y no con la policía».

Blanco, por último, se ha mostrado partidario de que el himno de España tenga letra «porque el la, la, la», ha dicho, «me pone los pelos de punta» y por eso cree que «en algún momento habrá que retomar» la iniciativa que tuvo el COE para elegir una letra al himno.

También ha subrayado que en las selecciones «no se obliga a nadie a competir» e incluso cree que si un deportista no se siente identificado con España «es bueno que no compita».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Alejandro Blanco: «Quiero adecuar el deporte a la realidad española»