Un auténtico portento físico

El noiés Xaíño Méndez lleva en sus piernas quince pruebas de triatlón largas


Ribeira / la voz

El deporte es para Xaíño Méndez Froján (Noia, 1975) algo más que una afición. Es una vía de escape a la que dedica la mayor parte del tiempo libre. También es como una evasión y la disculpa perfecta para irse con su familia de vacaciones. Este noiés afincado en Boiro es todo un portento físico. Desde pequeño practicó atletismo, pero lo tuvo que dejar cuando se incorporó a la vida laboral. Tras varios años «sen facer nada», volvió a ponerse el pantalón corto y comenzó poco a poco. En la actualidad es todo un especialista en pruebas de triatlón de larga distancia.

Fue de los primeros chicos de Noia en sumarse al proyecto del club de atletismo. El trabajo le impidió continuar, y en un par de años «engordei máis de trinta quilos, cheguei a pesar case 110». Esa situación le hizo reflexionar. «Tiña que empezar a facer deporte de novo». Comenzó en ciclismo y luego natación. A los pocos meses le picó el gusanillo llamó y se volcó en la preparación del triatlón largo.

Mucha preparación

Esta modalidad era una auténtica desconocida en Galicia, por lo que su primera prueba la disputó en Zarauz en el año 2002. A partir de ahí se vinieron sucediendo otras carreras similares en las que hay que hacer 3.800 metros nadando, 180 kilómetros en bici y 42 kilómetros corriendo, una exigencia al alcance de muy pocos pues se necesita una excelente preparación y estar en forma y en condiciones de esforzarse durante más de diez horas.

Xaíño Méndez tiene a sus espaldas unas quince pruebas de estas características, de ellas siete Ironman. Afirma que es el barbanzano que más competiciones de estas características tiene en sus piernas. La última fue hace unas semanas en Mallorca, donde participaron alrededor de 2.500 atletas y cruzó la línea de meta en el puesto 539 y en el 112 de su categoría. Fue además donde consiguió su mejor marca hasta el momento, 10:50 horas.

El noiés también acudió en tres ocasiones a los campeonatos de Europa de triatlón que se disputaron en Alemania.

La larga distancia es su especialidad, por lo que en el inicio de su carrera la mayoría de las ocasiones tenía que desplazarse fuera, principalmente a Suiza, Alemania y Austria, ya que en España solo existía el Ironman de Lanzarote. En la actualidad ya hay tres, incluidos Mallorca y Barcelona, que se sumó a esta competición el año pasado.

Méndez Froján entrena entre tres y cuatro horas al día, una pasión que le lleva mucho tiempo y que tiene que compartir con su trabajo de cocinero en Santiago y su familia. A pesar del sacrificio, afirma que está muy contento y satisfecho pues los suyos «están apoiándome continuamente». Reconoce que no es nada fácil estar presente en las grandes citas. Correr en el extranjero le supone un desembolso de unos 3.000 euros ya que la inscripción ya cuesta unos 500 euros. Aprovecha estas competiciones para coger a su familia y pasar unos días de vacaciones y «estar todos xuntos».

Corriendo a Noia

Coger la mochila y echar a correr es algo habitual en Xaíño Méndez. En alguna que otra ocasión va a visitar a su madre a Noia corriendo. «Son 34 quilómetros e en algo máis de dúas horas estou de volta. Sérveme de adestramento». No tiene problemas de desplazamiento, total, de Boiro a Noia solo hay que atravesar O Confurco.

Ahora, este portento físico ya está entrenándose para los próximos retos: las pruebas de Lisboa y Aveiro. El único objetivo que se marca es poder «chegar», abrazar a su familia, que casi siempre lo espera al otro lado de la cinta, y, alguna vez, «chorar xuntos».

Protagonista de la actualidad

Xaíño Méndez Froján

1975 (Noia)

Triatlón

Cocinero

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Un auténtico portento físico