El Real Madrid se impone con claridad al Eibar y desmitifica Ipurua

Europa Press

DEPORTES

VINCENT WEST | Reuters

James, Benzema y Cristiano, por partida doble, estiran el liderato blanco con un triunfo solvente

22 nov 2014 . Actualizado a las 20:22 h.

El Real Madrid quitó de un plumazo el embrujo de su primera visita a Ipurua con una autoritaria victoria ante el Eibar (0-4), un duelo que volvió a decidir la pegada merengue y el hambre de Cristiano Ronaldo, que mantiene a los blancos como líderes solventes, sin grietas ni lamentos en la semana posterior a los compromisos de selecciones.

No hubo magia en Ipurua, más allá de la que rodea a la idiosincrasia del cuadro armero. Humilde, ejemplar, respetuoso, como un niño con zapatos nuevos ante la visita de Cristiano, Bale y toda la galaxia. Con las ideas claras, bien colocados, pero con la sensación de acudir a la guerra con pistolas de agua. El rival, por contra, no guardó ninguno de sus cañones.

Tras la lesión de Modric --cuyo sustituto se ha buscado en todas las ruedas de prensa de esta semana-- Ancelotti no escatimó en talento y se agarró a la opción más atractiva, se decidió por mantener a Isco en el once demostrando que sólo Toni Kroos bastaba y sobraba para sujetar al centro del campo azulgrana.