Diego Ocampo: «Espero un Obradoiro ordenado, muy consistente y trabajador»

El técnico gallego fue ayudante de Aíto, Pedro Martínez, Maldonado y Joan Plaza


Santiago / La Voz

Diego Ocampo (Ourense, 1976) se estrena como primer entrenador en la Liga Endesa de la mano del Murcia, próximo rival del Obradoiro. Y lo hace después de formarse como asistente a las órdenes de técnicos de la talla de Aíto García Reneses, Joan Plaza, Pedro Martínez o Salva Maldonado.

-Su formación como ayudante ha sido como hacer un doctorado en Oxford.

-He tenido muy buena suerte al poder trabajar para esos entrenadores. Para mí ha sido una formación muy buena, a nivel humano y profesional.

-¿Con qué se queda de cada uno de ellos?

-Es muy difícil. De Aíto diría el saber enseñar; de Pedro, el método; de Salva, el equilibrio; y de Joan Plaza, la defensa y la ambición.

-¿De todo ello hay algo en este Murcia?

-Ínfimamente. Hoy en día es mucho más fácil acceder a la información. No como hace años, que para encontrar un libro de baloncesto en la biblioteca... Y si lo conseguías lo tenías que esconder para que no lo cogiese otro y poder tenerlo una semana más. La clave es hacer tuya la información, entenderla y lograr tu propio baloncesto. En eso estoy, en hacer propio todo lo que me han enseñado. Y luego otra clave es cómo plasmarlo, saber enseñar. No es solo saber, es saber transmitir. En ello estamos. El Murcia está en un primer paso, igual que yo, trabajando al máximo para compensar la falta de experiencia.

-¿Cómo es el Murcia que se encontrará el Obradoiro?

-Un equipo que intenta transmitir una serie de valores y a veces lo consigue, aunque no durante los cuarenta minutos. Valores como trabajo en equipo, que el bien común esté por encima de todo, que el esfuerzo sea máximo, la intensidad máxima, que cuando alguien necesita una ayuda en defensa se le dé, que no pare nunca de jugar. Estamos construyendo eso, y lleva un tiempo.

-¿Esa reflexión vale para el Obradoiro?

-Por supuesto. Para el Obradoiro y cualquier buen equipo. El edificio del Obra ya va en la sexta o séptima planta, porque sus entrenadores llevan tiempo al frente. Es un edificio muy sólido. A veces se van grandes jugadores y reconstruyen, pero van por la sexta. Nosotros hemos intentado heredar mucho de lo que había y se mantienen bastante jugadores. Estamos ahí.

-¿Qué rival espera el domingo?

-Un Obradoiro muy consistente, que compite muy bien los cuarenta minutos. Al Joventut le levantó el partido casi sin que nos diésemos cuenta. Es sólido. Juegan una defensa muy buena, dominan el rebote. En ataque tienen muy claro cuáles son los objetivos y qué hacer. Además, circulan bien el balón. Espero un Obradoiro ordenado, persistente, trabajador, en el que se ve la mano y el estilo del entrenador.

-¿Un Obradoiro muy distinto al de las últimas temporadas?

-No. Las característica de los jugadores quizás, pero el estilo es el mismo. Moncho, como buen arquitecto, se adapta a los jugadores que va teniendo, pero las bases son las mismas.

-A uno de ellos, Triguero, lo conoce bien de la etapa en Sevilla. Es de los que más le está costando coger el golpe de pedal.

-Es un jugador al que le tengo mucho aprecio y cariño. Es un gran trabajador. Es difícil que se pierda un entrenamiento. En Sevilla, creo que en seis años no se perdió ni un partido y alguna vez jugó lesionado. Es un jugador comprometido con el grupo y con el entrenador, gran defensor, y tiene muy claro lo que debe hacer por el equipo.

-¿Diría que el perímetro es el termómetro del conjunto santiagués?

-Bueno, es un perímetro muy completo. Había críticas en verano hacia los tres bases. Pero optimizan muy bien los recursos. Están jugando los tres y aprovechando bien sus cualidades, y tirando con mucho acierto. Los aleros son muy complementarios entre ellos. Eso da equilibrio. Todos ellos son jugadores de equipo y eso es muy importante. Saben generarse los tiros y también crear para el equipo.

-A la vista de los resultados hasta la fecha, ¿hay un Murcia intratable en casa y menos sólido a domicilio?

-Hemos tenido salidas difíciles, a Bilbao, Zaragoza, Madrid y Fuenlabrada, donde ganamos. Y en casa quizás los marcadores sean un poco abultados, algo ficticios. Contra el Estudiantes fue difícil, pero nos despegamos al final. Y contra el Sevilla, en el último cuarto. No hay un Murcia fuera o en casa sino un Murcia buscando su sitio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Diego Ocampo: «Espero un Obradoiro ordenado, muy consistente y trabajador»